De los hambrientos a los mimados: disturbios Barcelona

foto_254109_cas.jpgQué lejos estoy de justificar la fuerza como elemento para prácticamente nada. Pero por otro lado que convencido también de que el orden se debe mantener en una sociedad como la nuestra.

A todos nos pesa el recuerdo de las cargas contra estudiantes en la época de la dictadura, esa debe ser la razón para que en este país siempre que se busque a los policias que se sobrepasaron y no a los manifestantes que hicieron lo mismo. Parece que en las huelgas los piquetes tienen bula y el las manifestaciones los que llevan la porra tienen que recibir porrazos.

Desde luego que los cuerpos de seguridad del estado están para no ser utilizados, pero también los ciudadanos estamos para portarnos bien.

Los disturbios de Barcelona tienen poco en comparación con los de los estudiantes de entonces. Desde mi humilde punto de vista hemos pasado del idealismo democrático, en esencia un convencimiento profundo de la necesidad de una convivencia más abierta y libre para todos, a una necesidad de abstraernos de la realidad creando futuros ficticios basados más en sentimientos primarios de exclusión que en ideologías ligadas a conceptos éticos.

imagen1.jpgQuizá tenga lago que ver que los que estaban generando los disturbios en Barcelona forman parte de una rara minoría, la minoría de personas jóvenes de nuestra sociedad, hoy en día en España hay casi un 40% menos de personas que tienen entre 15 y 19 años que personas que tienen entre 30 y 34. Los jóvenes que se “expresaban” son en su mayoría hijos únicos.

Es pena que nuestros políticos promuevan que las nuevas generaciones aprendan con la policía lo que los “mayores” hemos aprendido compartiendo habitación o los juguetes: convivencia, tolerancia, identidad.

Parece que en la identidad hemos pasado de disfrutar de los común tolerando lo diferente a disfrutar de lo diferente rechazando lo común.

PD: habría dicho lo mismo si fueran los del otro bando. Mis máximos respetos, condolencias y recuerdos hacia la familia que perdió su hijo por la execrable acción de un extremista, aunque ahora sirva para poco, que la justicia actúe con la fuerza que el sentido común exige.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: