Visión a 50 años, crisis energética, necesitamos la innovación

Hoy he pasado por la oficina de una gran empresa de telecomunicaciones. El la pared del despacho de la persona que iba a visitar había (bien enmarcado, por cierto) un mapa de la innovación de los próximos 50 años. Era un mapa totalmente voluntarista, pero que establecía una línea de tiempos para las innovaciones en las que hemos soñado todos.

Mezclaba la fantasía con la ciencia. Establecía casi para mañana una capacidad de computación para las máquinas más grandes equivalente a la de la mente humana; dentro de unos 20 años teníamos un jardinero robotizado e inteligente; de 30 una base lunar del tamaño de un pequeño pueblo; dentro de 40 teníamos finalmente la energía por fusión del átomo; dentro de 50 contacto comprobable con una civilización extaterrestre.

El pequeño problema es que la fuente de energía en base a la fusión del átomo, la considerada como “inagotable”, lo pone en unas fechas que para mí ya son irrelevantes y en un horizonte equivalente al de la certeza de la vida extraterrestre desarrollada. Urghhh!

Parece que la escasez energética nos va a acompañar durante rato.

La otra reflexión es que si nadie se dedicara imaginar y a intentar desarrollar proyectos descabellados la humanidad no avanzaría, el caso más emblemático es el de Julio Verne, que visionó el viaje a la luna y el submarino entre otros.

La innovación no es solamente necesaria por el bien de la humanidad sino también por el bien de nuestra economía, si innovamos desarrollaremos factores diferenciales (productos, procesos que aumenten nuestra productividad) que son indispensables para nuestra competitividad económica.

Países como Finlandia han apostado por la innovación de manera muy focalizada para generar campeones internos como Nokia. En España el “que inventen otros” y el poco gasto en I+D tradicional nos han lastrado desde siempre.

La apuesta de Zapatero por Cristina Garmendia para Innovación tiene buena pinta siempre que le dejen hacer, aunque estemos en crisis galopante es clave desencadenar el proceso para lanzar de una vez por todas la I+D en este país. La apuesta por las energías renovables, como país consumidor a la vez de como país productor puede ser un factor diferenciador.

Pensemos en un horizonte lejano, escojamos a las personas clave, reforcemos la iniciativa privada y académica, asignemos recursos.

Central Nuclear de Ascó: Cuál será la próxima

El Agua, los ecologistas y el nacionalismo

Del precio del petróleo al racionamiento del arroz

Cambio climático, ¿la punta del iceberg o la cortina de humo?

add to del.icio.us add meneame add to technorati Add to Technorati Favorites

Twingly
Icerocket

Una respuesta

  1. […] Visión a 50 años, crisis energética, necesitamos la innovación […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: