Sobre el Canon de la SGAE y las redes P2P

Como siempre Enrique Dans porne los puntos sobre las íes en la situación del intercambio de música en internet. Que el negocio de los músicos está cabiando es innegable y que en vez de ver la parte medio llena del vesa ven la medio vacía también.

Recordemos que el crack de la burbuja de internet sucedió porque los propios reyes del mundo virtual tenían la intuición de que su producto debía valer mucho ( y así lo transmitían) pero la cruel realidad les alejaba de los resultados económicos. Poco a poco el mundo real ha empezado a hacer rentable al mundo virtual, la publicidad por internet ha crecido lo suficiente como para hacer incrementar el valor de las empresas virtuales y el comercio electrónico ha demostrado en qué productos tiene éxito y en cuales no.

La industria discográfica (cuyo nombre procede de disco, no de música) está sufriendo un cambio de paradigma equivalene al del crack de las empresas virtuales pero sobre un negocio maduro. Quizá Oasis o Coldplay tengan que empezar a pensar en hacer anuncios en la tele de relojes o champús para rentabilizar su trabajo como hace Fernando Alonso.

El siguiente problea es hacer frente a una industria clásica que se defiende por los medios clásicos. A día de hoy la audiencia de los blogs probablemente se tiene en cuenta para tomar decisiones virtuales pero no anto para las reales. Los jueces tienen poco respeto a la democracia virtual. En España ni siquiera tienen informatizados los expedientes.

Uno de los retos de la economía virtual es la “ingeniería inversa” a nivel legal, es decir saber traducir los intereses virtuales al entorno legal tradicional. En este camino, aunque a los frikis no nos guste tendremos que hacer uso de los mastodontes de telecom. Si tenemos en cuenta que el desarrollo de la sociedad de la información se está haciendo fundamentlamente gracias a que los usuarios exigen más y más ancho de banda para utilizar sus redes P2P (entre el 70 y el 80% del tráfico de internet se dedica a esto) veremos que los primeros interesados son las propias empresas de telecom.

Difícil sería haber dado el salto de los 256 kbps a los 10 Mbps si no fuera por la avidez de descargas de los inernautas.

Si unimos a esto que los estados están tremendamente interesados en promover la sociedad de la información, deberíamos encontrar la manera de hacer la “ingeniería inversa lega” para que los jueces puedan defender a los internauas más que a las discográficas ( y por ende a los piratas de la SGAE).

Estupideces no, por favor

La SGAE el PP y las elecciones

Microsoft, Sony, la SGAE y la Ética

2 comentarios

  1. […] Sobre el Canon de la SGAE y las redes P2P […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: