Aprender a pensar… en la crisis

Acabo de leer un post magnífico en un blog un tanto surrealista, Un Enfoque Cristiano de la Ciencia. Va sobre la historia de Niels Bohr, premio Nobel de Física en sus épocas de estudiante. La conclusión viene a enfatizar que hay que aprender a pensar más que a aplicar soluciones estandar.

Me gustaría permitirme el lujo de construir sobre este magnífico post.

Insisto habitualmente que aprender a resolver problemas es a lo que nos han enseñado durante décadas de formación, pero en escasas ocasiones alguien nos ha enseñado a formular enunciados, a identificar y describir con precisión los problemas.

En mi experiencia profesional me he dado cuenta de que esta es, de hecho, una de las capacidades diferenciadoras  que, combinada con la orientación a la acción (la de diseñar la solución la doy por sabida) crea excelentes profesionales.

En nuestra crisis actual la cosa se complica:

  1. Nuestro gobierno se niega a aceptar que haya un problema (que yo caracterizaría de atronador).
  2. Está claro que no tiene bien formulado el problema, por definición el problema no es el conjunto de los síntomas, sino el virus que los provoca. El problema tampoco tiene que ser confundido con el desencadenante (la subida del petróleo, las subprime,…), un resfriado puede ser el desencadenante de una bajada de defensas que permita la proliferación del virus.
  3. Las soluciones de libro no son aceptables para el gobierno y además no le hen enseñado a pensar como a Bohr, como consecuencia se están intentando poner parches sobre los síntomas (reactivar la construcción ¡Error!) o símplemente continuar con las acciones previstas para un entorno que ya no existe.

Y los datos siguen goteando:

Una imagen (del PIB) vale más que mil palabras

¿Cuanto tiempo logrará el PSOE mirar hacia otro lado?

Los primeros 100 días del Gobierno… ¿Se han ganado las vacaciones?

Para quien dude de la crisis una imagen vale más…

3 comentarios

  1. Gracias por el enlace, pero una pregunta
    porque ¿un tanto surrealista?
    saludos

  2. Paulo,

    tómalo como un piropo, el enfoque cristiano de la ciencia es un tema realmente retador y atrevido de acometer y me parece que lo haces de manera muy trabajada.

    En el blog que pretendo mantener me limito a hacer observaciones muy objetivas de la actualidad sobre las que además opino. Quizá ayer supuse que para un lector habitual de mi blog hablar del enfoque cristiano de la ciencia (por cierto estoy suscrito a tu blog) le podía parecer alejado de mi línea editorial.

    un saludo y gracias por los temas tan interesantes que tratas.

    Gonzalo

  3. ok,yo no me ofendo,igual estoy acostumbrado a todo tipo de opiniones.
    Yo tambien estoy suscipto a tu blog, y tus artículos, son muy buenos.Muchos de ellos yo los publico en mi blog de periodismocristiano.wordpress.com
    Te felicito por tu blog.
    No te lo pregunte enojado,ni ofendido,solo sorprendido por la palabra surrealista.
    SIgue adelante con tu blog, y exitos.
    Un abrazo, estimado colega bloggero.
    Paulo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: