Pasemos de la bolsa y dediquémonos a la economía real: los picorralitos

Supongamos que ya pasamos de la bolsa. Tal y como está es como para hacerlo. El que tiene algo metido yo le recomendaría que se olvidara de ello y vueva a abrir la persiana a ver si le queda algo. El que no tiene nada, que se olvide definitivamente.

Al final el que tenga botones para vender que los venda, y el que tiene gallinas que lo haga también. De eso de la confianza en los mercados ya estoy harto. Concentremonos en la confianza en los productos y servicios.

Pero eso es muy complicado al final con algo tendremos que pagas la gallina.

Visto que una buena parte de la economía real puede seguir funcionando y lo hará, lo que nos queda es como estructuramos los servicios financieros para que nos permitan seguir con nuestra vida casi normal.

El problema que tenemos es que los bancos no quieren soltar ni un €uro y eso quiere decir que la velocidad de circulación de nuestra masa monetaria cae drásticamente, y por lo mismo cae nuestro PIB.

A lo mejor la única solución es creas los picorralitos (pico-corralitos pero dicho más chulo) es decir lo mismo que hizo argentina pero en pico-escala. En Argentina el gobierno evitó que los argentinos pudieran vambiar su efectivo a dolares (moneda refugio) y acto seguido devaluó la moneda.

QuIzá lso bancos tienen que establecer perímetros cerrados en los que permitan que el dinero se mueva de manera que todo el dinero que sale por un lado vuelve a entrarle por el otro, ellos no pierden liquidez y mantienen la circulación en algún nivel. Claro que esto es absolutamente impensable e incontrolable. Pero lo que parece claro es que esta tontería de propuesta lo que sugiere es que para resolver la crisis se tiene que cambiar las mismas bases del sistema financiero actual.

Y pasar de ser expertos en principiantes.

Hoy he cambiado de banco… a toda prisa

Crisis: La lenta espera hacia la dura realidad

La evolución del Euro, que se atreva otro

El Sex Appeal de Javier Bardem y de Pedro Solbes

Una respuesta

  1. […] Pasemos de la bolsa y dediquémonos a la economía real: los picorralitos […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: