La privacidad, los bebés a la carta y la identificación móvil

Genética

Genética

Los lectores habituales de este blog sabéis ya que estoy empezando a desarrollar una mania persecutoria con respecto al control excesivo de las autoridades con respecto a los ciudadanos.

Otra de las manías persecutorias es la de las limitaciones éticas de la manipulación genética. Más por construir algo malo que por destruir algo sagrado.

Y la tercera y más rocambolesca es el control de los ciudadanos por parte de las autoridades a través de controles genéticos.

Me gusta y me da morbillo ir recopilando noticias y dejar la imaginación volar.

En los últimos días han aparecido noticias que reflejan los avances en estos aspectos, todavía no de forma convergente, pero sí de rápidos adelantos en cada uno de los temas.

The Pirate Bay

The Pirate Bay

Parece que los derechos de autor y la persecución de los intercambios P2P va a tener que llegar a una solución global en poco tiempo. Los caminos son enrevesados y en muchos casos contradictorios. El juicio a The Pirate Bay, contrasta con la impopularidad de la RIAA y de la posición de las compañías discográficas con respecto a ella.

Para más INRI no solamente se quieren controlar nuestros intercambios de archivo sino también todas nuestras comunicaciones. Las tarjetas prepago van a dejar de ser anónimas, todo teléfono estará vinculado a un DNI o NIF y las operadoras deberán guardar dos años de comunicaciones. Y sino, el ministerio del interior te cortará la línea.

Con respecto a la ingeniería genética, el comentario de hoy no viene vinculado a los gobiernos, pero sí a un uso cuanto menos dudoso de la misma. Según viene en El Mundo de hoy (y extractado en su web) el 40% de los hospitales que practican fecundación in vitro en USA tiene los medios para escojer el sexo del hijo. Y ya hay una empresa que empieza a comercializar la selección genética con fines “estéticos” es decir no médicos.

Ya no falta nada para que el gobierno nos desactive las neuronas si le copiamos los genes a un actor de cine porque lo había patentado la nueva productora de Bill Gates.

A propósito de manías, no soy el único de me fijo...

¿Es bueno que nos tengan controlados?

Quién le pondrá límite a la ingeniería genética

De la genética a los bichitos de diseño

3 comentarios

  1. […] La privacidad, los bebés a la carta y la identificación móvil […]

  2. […] La privacidad, los bebés a la carta y la identificación móvil […]

  3. bueno quisiera resaltar algo la vida es una sola y tu decides que haces con ella, la vejes es el disfrute de tu camino…………. sigue viviendo FULL NICE…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: