El yogurt del Príncipe Carlos

Principe Carlos y Camilla en MadridEstaba escuchando en la radio el periplo del Príncipe Carlos y Camilla por el centro de Madrid cuando han explicado la anectoda del yogurt en el mercado de San Miguel.

Parece que el Príncipe Carlos y su esposa han pasado por el mercado mirando los puestos y se han parado en uno que les ha llamado la atención. Han comprado algunos frutos pasos (higos,..) y en la emociónlos tenderos le han ofrecido su especialidad, el yogurt.

“Le hemos ofrecido el yogurt y ante nuestra sorpresa lo ha cogido y lo ha probado con la cucharita, nosotros no hemos sabido como reaccionar y entonces él se lo ha ofrecido a Camilla y ella lo ha probado de la misma cucharita que el Príncipe Carlos, como una pareja normal”.

La conclusión del tendero y los tertulianos ha sido la normalidad con la que lo han hecho y lo han tomado como un signo de complicidad y de amor.

¿Amor? os planteo la duda de si lo han hecho por Amor, Educación o Protocolo.

Demos por hecho que si Reino Unido es la tierra de las formas, la família real británica es el colmo de las formas por encima de todas las cosas, por lo tanto ese gesto no es casual, ni improvisado, ni de cariño, ni de complicidad, ni de nada parecido.

Es evidente que Camilla es y seguirá siempre siendo “la segunda” para “los comunes” y el Príncipe Carlos necesita que le vean como a una princesa, si el no la trata como tal nunca la considerará el resto del mundo.

En Buckingham Palace ni se les ocurriría prestarse una cuchara, no deben compartir ni cuarto de baño, ni armario, dudo que compartan sirvientes y si lo hacen alguna vez, solamente esporádicamente cama.

Lo que ha ocurrido hoy es que el tendero se ha olvidado de ofrecer yogurt a Camilla porque a él, en el fondo (inconscientemente quizá) Camilla no le importa nada, si hubiese sido “la primera” habrían aparecido dos vasitos con yogurt desde un principio.

Carlos se ha dado perfecta cuenta de ello, porque vive de eso y tiene que luchar contra ello. Por eso le ha pasado el vasito, porque ella también tenía que tener uno.

Camilla, a la que no importa si le gusta el yogurt lo más mínimo, lo ha probado porque esta era una prueba Real y ha utilizado la misma cuchara, además de porque no debía tener otra, también porque ha comido de la cuchara Real. Aunque fuera de plástico.

Del Príncipe Felipe a Felipe Rey

La nariz de Letizia Ortiz

La representatividad de la Casa Real

Anuncios

Quiero llegar a los 100 años … pero no a los 101

Este fin de semana he tenido unos pensamientos muy trascendentales. Que si el objetivo de mi vida y esas cosas. Supongo que nos pasa a todos de vez en cuando.

Empezando por el final, he decidido que quiero llegar a los 100 años… pero no a los 101. ¿Que quiero decir con eso? pues está bastante claro, pero no del todo.

Hace unos meses encontré un artículo en el un tipo barbudo de la Universidad de Cambridge decía que la primera persona que cumplirá 1000 años a día de hoy tiene 60. A mi no es que me tiente mucho la inmortalidad, aunque morir por morir es tontería… como decían Cruz y Raya.

La cuestión es que ante esta perspectiva he decidido vivir 100 años, mucho más por el camino que por el fin. Los medios para vivir 100 años son casi todos los que me llevarían a una manera feliz de vivir desde ahora hasta entonces. Por resumirlo en pocas palabras, una vida saludable y equilibrada.

Empezando por el principio, no fumo y no bebo, salvo una vez al trimestre media copa (en los últimos 3 trimestres de mi vida, no se si eso hace estadística).

En cambio me sobran 10 kilillos, nada preocupante… si no se quiere llegar a los 100 años.

No hago mucho deporte, puedo hacer mis excursiones en bici y todavía corro más que mis hijos pequeños, suficiente… si no se quieren llegar a los 100 años. Aunque conozco mucha gente que se entrena para maratones, también hay que cuidar el esqueleto si se quiere…

Duermo poco, tampoco pasa nada, si… (por favor no miréis la hora a la que escribo esto)

Otro tema importante y que por prejuicios nadie abordamos hasta el último momento. Cómo ando… ¿cómo andas de equilibrio emocional? eso del estrés, de las obsesiones, de las manías, de las compras compulsivas, de afrontar el día a día. Lo llevo bastante bien, pero si quiero llegar a los 100 años hay cosas que pulir, muchas. Cuando ves las abuelitas que se tiran en parapente a los 90 años es porque, probablemente, han logrado llegar a ese punto de estabilidad en el que las emociones de esa aventura se transforman en felicidad más que en tensión.

I eso de arreglarme la muela, tengo una que se me ha roto tres veces, el resto de los dientes está bien, pero esa empieza a fallar. La verdad es que por lo demás no estoy nada tuneado. Pero, ¿cuando toca arreglar definitivamente la muela, ahora o a los 65?

Por el otro lado ¿ cuando toca empezar a disfrutar? En el pasado mi tiempo dedicado al ocio ha estado limitado por los hijos, el trabajo, etc. ¿Cuando toca disfrutar a tope? ¿Cuando me tengo que empezar a gastar los ahorros? O es que, como dice la bisabuela de mi mujer, terminaré siendo el más rico del cementerio.

La conclusión al final es que hay que gastar muchas energías en llevar una vida feliz y equilibrada.

Y si en el camino hacia 100 me proponen llegar a 1000… ya veremos.

Los clones, la ingeniería genética y la dispersión de la ciencia

La privacidad, los bebés a la carta y la identificación móvil

¿Nos controlarán a través del ADN?

Los héroes de Fukushima y sus famílias

Hace unos días salía un artículo en el que un familiar de uno de los Héroes de Fukushima decía que no entendía porqué su hijo estaba allí. Era operario de la central pero para tareas de obrero de baja cualificación. En cuanto “la cosa” se agravó recibió una llamada de uno de sus jefes, se levantó, abrazó a su familia y fue a ayudar en las labores de contención de la radiación. Toda la familia intentó disuadirle.

Cada persona elige  su propio nivel de compromiso y responsabilidad con sus compatriotas, compañeros o con su trabajo. Parece que eso no es genéticamente hereditario, no me malinterpreteis, yo no habría ido.

La familia reprochaba que solamente era un obrero y culpaba a la empresa o al gobierno de pedirle que colaborara. Desde mi punto de vista cualquier persona que hubiera pisado antes la central nuclear está más capacitada para ayudar que alguien que es totalmente ajeno a ella. Aunque solamente sea porque sabe hacia dónde hay que empezar a correr en caso de que vayan mal dadas. Pero esto no es razón para forzar a nadie a que se exponga a la radiactividad ni para asumir ese riesgo.

Al final es una situación extrema de principios y valores en la que alguien antepone el bien común al propio.

¿Valoramos suficientemente los valores?

Iglesia, Estado, Cultura y Costumbres

Japón, Fukushima y la radiactividad que nos llegará

Título trampa (trampilla). No creo que la radiactividad nos llegue. Pero quizá si que nos llegue el efecto de de la misma.

¿Qué decisiones tomaremos el resto de países respecto a las centrales nucleares? ¿Cuanto afectará esto a largo plazo a nuestras economías?

Mi impresión por las últimas lecturas es que cada vez se nos hace más escasos los insumos básicos, el agua, los cereales y la energía y menos la riqueza.

Al final nuestra economía desarrollada basada en los servicios accesorios (p.e. el Iphone o google) genera una enorme cantidad de riqueza… perdiendo la perspectiva de que china está comprando grandes extensiones de África para plantar cereales y soja y así dar de comer a sus habitantes.

¿Tiene sentido construir centrales nucleares en el “Anillo de Fuego”? Supongo que si lo han hecho has sido con la soberbia de pensar que los hombres podemos predecir lo más devastador que puede hacer la naturaleza y suponer que sabemos como protegernos de ello.

El terremoto+tsunami de Japón era muy probable aunque no muy frecuente, la vez anterior que ocurrió algo así fue dentro de los últimos 100 años. ¿Tenemos derecho a desarrollar una tecnología que puede poner en peligro de millones de personas… cada 100 años?¿pueden los test de resistencia que se van a hacer en todo el mundo predecir el peor de los escenarios?

Si la conclusión es que no y finalmente ordenada o desordenadamente tenemos que prescindir de la energía nuclear eso se va a notar, mucho, en todo el mundo civilizado y de carambola en el no civilizado.

La radiactividad que nos llegará con el tsunami de la economía puede tener más fuerza que el provocado pro la tierra y el agua.

¿Agotamos los recursos de La Tierra?

Las energías del gobierno renovadas… o renovables

La parte más dura del CO2