La Segunda Transición Española

Decía el Economist que en las elecciones generales pasadas el mejor parado sería el que las perdiera. También creo que la misma publicación comento hace unos 6 meses que el partido que ganaría las próximas elecciones generales sería aquel que cambiara de candidato.

El PSOE ya lo ha hecho.

Todo esto y mucho  más refleja el desgaste de nuestra clase política. Un partido socialista legislando por un lado en un estado del bienestar (hasta finales de 2008) con polémicas como si llamábamos o no matrimonio a la unión homosexual (de la que estoy a favor pero me parece más interesante legislar para todos que para unos).  La ley de dependencia fue significativamente mejor, pero desde mi punto de vista una excepción. Por otro lado legislando contra el estado del bienestar (a partir de entonces) por necesidad.

Un Partido de derechas que ofrece oposición pero no alternativa tampoco es muy alentador. La subida en las encuestas es más por desgaste (altísimo por cierto) socialista que por mérito propio.

Reabrir la herida con la ley de memoria histórica es un sinsentido que solamente ayuda a recuperar la memoria de la parte de la historia más vergonzosa de España.

Después de la Transición pasamos por una reordenación de la democracia. Suarez fue un hallazgo y el Partido Socialista se movió antes que la derecha a cubrir una zona necesaria para para la evolución de España. El baile de candidatos de la derecha evidenció una transición difícil hacia la democracia real desvinculada del franquismo. Aznar supo encontrar ese otro hueco de necesidad verosímil en el momento adecuado con el desgaste del PSOE.

Mientras tanto fueron madurando los nacionalismos. Primero como una representación necesaria para reflejar y evitar las antiguas tensiones de la guerra civil.

Esta situación que convergió en un momento hacia dos partidos centrados en las necesidades de España y unos nacionalismos que reflejaban la pluralidad de las sensibilidades duró, eso, un momento, si es que coincidieron en algún momento en el tiempo.

A partir de entonces las posiciones han tomado direcciones divergentes nadie sabe defendiendo qué ideales. Merkel y Obama dictándole al oído a un Zapatero dimitido sin sucesor. Rajoy encumbrado por el fracaso de su oponente y unos nacionalismos que el día después de negociar su financiación el FMI les dice que deben reducir su déficit en un Estado que nos les puede aportar nada.

La primera prueba de la democracia, el 23 F, la superó el Rey, desde luego no los partidos políticos, que no tuvieron ningún papel. De hecho también lo superó el ejercito, el que se quedó en los cuarteles.

La segunda prueba de la democracia está siendo esta crisis. Serán solamente las Cajas de Ahorros las que sufran un cambio radical… ¿y las competencias de las comunidades autónomas? ¿y los sindicatos y la negociación colectiva?¿y los partidos políticos?¿y los servicios del estado del bienestar?¿Y nuestra independencia nacional respecto del eje Franco-alemán?

Me temo que para salir de esta necesitamos otro hallazgo político.

Del Príncipe Felipe a Felipe Rey

Back to basics: El paro y la constitución

Nacionalismo o individualidad

Los antiguos comunistas

El yogurt del Príncipe Carlos

Principe Carlos y Camilla en MadridEstaba escuchando en la radio el periplo del Príncipe Carlos y Camilla por el centro de Madrid cuando han explicado la anectoda del yogurt en el mercado de San Miguel.

Parece que el Príncipe Carlos y su esposa han pasado por el mercado mirando los puestos y se han parado en uno que les ha llamado la atención. Han comprado algunos frutos pasos (higos,..) y en la emociónlos tenderos le han ofrecido su especialidad, el yogurt.

“Le hemos ofrecido el yogurt y ante nuestra sorpresa lo ha cogido y lo ha probado con la cucharita, nosotros no hemos sabido como reaccionar y entonces él se lo ha ofrecido a Camilla y ella lo ha probado de la misma cucharita que el Príncipe Carlos, como una pareja normal”.

La conclusión del tendero y los tertulianos ha sido la normalidad con la que lo han hecho y lo han tomado como un signo de complicidad y de amor.

¿Amor? os planteo la duda de si lo han hecho por Amor, Educación o Protocolo.

Demos por hecho que si Reino Unido es la tierra de las formas, la família real británica es el colmo de las formas por encima de todas las cosas, por lo tanto ese gesto no es casual, ni improvisado, ni de cariño, ni de complicidad, ni de nada parecido.

Es evidente que Camilla es y seguirá siempre siendo “la segunda” para “los comunes” y el Príncipe Carlos necesita que le vean como a una princesa, si el no la trata como tal nunca la considerará el resto del mundo.

En Buckingham Palace ni se les ocurriría prestarse una cuchara, no deben compartir ni cuarto de baño, ni armario, dudo que compartan sirvientes y si lo hacen alguna vez, solamente esporádicamente cama.

Lo que ha ocurrido hoy es que el tendero se ha olvidado de ofrecer yogurt a Camilla porque a él, en el fondo (inconscientemente quizá) Camilla no le importa nada, si hubiese sido “la primera” habrían aparecido dos vasitos con yogurt desde un principio.

Carlos se ha dado perfecta cuenta de ello, porque vive de eso y tiene que luchar contra ello. Por eso le ha pasado el vasito, porque ella también tenía que tener uno.

Camilla, a la que no importa si le gusta el yogurt lo más mínimo, lo ha probado porque esta era una prueba Real y ha utilizado la misma cuchara, además de porque no debía tener otra, también porque ha comido de la cuchara Real. Aunque fuera de plástico.

Del Príncipe Felipe a Felipe Rey

La nariz de Letizia Ortiz

La representatividad de la Casa Real

Los héroes de Fukushima y sus famílias

Hace unos días salía un artículo en el que un familiar de uno de los Héroes de Fukushima decía que no entendía porqué su hijo estaba allí. Era operario de la central pero para tareas de obrero de baja cualificación. En cuanto “la cosa” se agravó recibió una llamada de uno de sus jefes, se levantó, abrazó a su familia y fue a ayudar en las labores de contención de la radiación. Toda la familia intentó disuadirle.

Cada persona elige  su propio nivel de compromiso y responsabilidad con sus compatriotas, compañeros o con su trabajo. Parece que eso no es genéticamente hereditario, no me malinterpreteis, yo no habría ido.

La familia reprochaba que solamente era un obrero y culpaba a la empresa o al gobierno de pedirle que colaborara. Desde mi punto de vista cualquier persona que hubiera pisado antes la central nuclear está más capacitada para ayudar que alguien que es totalmente ajeno a ella. Aunque solamente sea porque sabe hacia dónde hay que empezar a correr en caso de que vayan mal dadas. Pero esto no es razón para forzar a nadie a que se exponga a la radiactividad ni para asumir ese riesgo.

Al final es una situación extrema de principios y valores en la que alguien antepone el bien común al propio.

¿Valoramos suficientemente los valores?

Iglesia, Estado, Cultura y Costumbres

Japón, Fukushima y la radiactividad que nos llegará

Título trampa (trampilla). No creo que la radiactividad nos llegue. Pero quizá si que nos llegue el efecto de de la misma.

¿Qué decisiones tomaremos el resto de países respecto a las centrales nucleares? ¿Cuanto afectará esto a largo plazo a nuestras economías?

Mi impresión por las últimas lecturas es que cada vez se nos hace más escasos los insumos básicos, el agua, los cereales y la energía y menos la riqueza.

Al final nuestra economía desarrollada basada en los servicios accesorios (p.e. el Iphone o google) genera una enorme cantidad de riqueza… perdiendo la perspectiva de que china está comprando grandes extensiones de África para plantar cereales y soja y así dar de comer a sus habitantes.

¿Tiene sentido construir centrales nucleares en el “Anillo de Fuego”? Supongo que si lo han hecho has sido con la soberbia de pensar que los hombres podemos predecir lo más devastador que puede hacer la naturaleza y suponer que sabemos como protegernos de ello.

El terremoto+tsunami de Japón era muy probable aunque no muy frecuente, la vez anterior que ocurrió algo así fue dentro de los últimos 100 años. ¿Tenemos derecho a desarrollar una tecnología que puede poner en peligro de millones de personas… cada 100 años?¿pueden los test de resistencia que se van a hacer en todo el mundo predecir el peor de los escenarios?

Si la conclusión es que no y finalmente ordenada o desordenadamente tenemos que prescindir de la energía nuclear eso se va a notar, mucho, en todo el mundo civilizado y de carambola en el no civilizado.

La radiactividad que nos llegará con el tsunami de la economía puede tener más fuerza que el provocado pro la tierra y el agua.

¿Agotamos los recursos de La Tierra?

Las energías del gobierno renovadas… o renovables

La parte más dura del CO2

De controladores aéreos y directivos de empresas públicas

Ya hace un tiempo que me ronda la idea, hoy la escribo. Está claro que a Zapatero eso de la crisis no le gusta, primero la negó y ahora no quiere hacer nada contra ella.

Lo que toca, según dice gente que sabe más que yo, es activar la economía a base de reducir impuestos y mantener un gasto todo lo elevado posible y si no es posible como mínimo reducir al máximo el  efecto estrangulador del estado sobre las empresas.

Pero  estas recetas chocan con la credibilidad actual del Reino de España. Resulta que ahora los financieros se creen cada día menos que España pueda hacerse cargo de su deuda, por lo que piden cada día más por hacerse cargo de ella.

Como resultado el Estado Español ha tenido que cambiar de foco desde resolver los problemas de la economía a resolver sus propios problemas, ahora no le preocupa la reactivación sino la prima de riesgo respecto del bono alemán. Para reducirla hay que tener las cuentas del estado más equilibradas. Dos soluciones posibles, incrementar los ingresos o reducir los gastos.

Incrementar los ingresos estrangula la economía y fastidia a todos un poquito (véase el IVA), mientras que reducir los gastos deja de lado a los consumidores pero fastidia también a un grupo grande, pero más pequeño, los funcionarios del estado, relevavnte a la hora de ir a votar y muuuyyyy susceptible. Como en España tenemos el dicho de “mal de muchos  consuelo de tontos” y zapatero cree que somos tontos, pues aplica la primera opción.

Para lavar la cara y que no se diga que no “reduce costes” pone a Pepiño a hacer fuegos artificiales, decretazo a los  controladores aéreos, decretazo contra los altos cargos de las empresas públicas… pero no nos engañemos, tanto los unos como los otros forman parte de empresas independientes del estado, propiedad de este pero con sus propias cuentas de resultados. Aena tuvo 110 M€ de beneficio en 2008. Estos beneficios ayudan a las cuentas del estado, pero no nos engañemos, el estado no debe ser una sociedad de inversiones.

Por lo tanto la reducción de costes de altos cargos en empresas participadas es una quimera que lo que pretende ocultar es que no hace nada para reducir los Gastos del Estado.

Eso no le gusta a zapatero porque eso implica fastidiar a los que viven de nuestros impuestos. Y le es más fácil fastidiar a los que pagan los impuestos que a los que viven de ellos, como él.

¿Que creéis que le restará más votos?

Haití, Grecia, Iraq

Doy por supuesto que la mayoría de los españoles está orgulloso con nuestra colaboración con Haití. Nuestra aportación económica (la privada) lo demuestra. También debemos estar orgullosos de nuestros equipos de bomberos y cuerpos de seguridad que enviamos y que ayudan a salvar vidas. Sobre estos quiero reflexionar.

Enviar expertos en gestión de catástrofes tiene muchísimo sentido por dos razones. primera, en caso de que una de estas catástrofes ocurra en España tendremos personal entrenado en situaciones reales; segunda, ningún país podría soportar tener ocioso el grupo necesario por si pasa algo, en cambio si muchos países tienen pequeños grupos, la suma de todos ellos puede colaborar en diferentes partes del mundo combinándose en un equipo suficientemente importante como para acometer grandes desastres (especialmente si se coordinaran bien).

La ayuda a Grecia debería ser un caso similar. La Unión Europea debería poder tener recursos suficientes entre todos como para sacar del apuro a uno de sus miembros… aunque con ello le toque arrimar el hombro a España que está pasando apuros económicos de mucho calado pero, si quieres que te ayuden tienes que ayudar también aún en momentos inoportunos.

El tercero y mucho, mucho más polémico de los temas es nuestra colaboración en la guerra de Iraq. Los que leéis el blog sabréis que estuve en contra de que España se involucrara, pero el esquema es el mismo. Muchos países, especialmente los europeos han renunciado a tener un ejercito propio de las dimensiones suficientes como para acometer una guerra por su cuenta en beneficio de colaborar en la OTAN. Aportas tu trocito a la OTAN y ella te ayuda en caso de que te encuentres en un apuro.

Este esquema tiene un beneficio fundamental, en el caso de los recursos militares. Ninguno de los países europeos tiene recursos suficientes como para emprender un enfrentamiento serio con otro cercano, lo que nos ha llevado al periodo más largo de paz de la historia entre nosotros y la mayor fuerza de ataque contra un enemigo que quiera actuar contra uno de ellos por separado.

El problemilla es cuando tienes que echar una mano en una guerra con la que no estás de acuerdo. Como en Iraq.

La guerra nuclear, de religión o de poder

¿Qué se nos ha perdido en Afganistán? En Somalia, un barco

El editorial del los 12 sobre el Estatut, ni te lo creas

En el día de hoy 12 periódicos catalanes han publicado un editorial a favor del Estatut de Catalunya.

En su favor hay que decir que se trata de un documento de redacción brillante. Si ese documento fuera el origen y no la consecuencia estaría totalmente de acuerdo.

Lo estoy con que España es una nación formada por regiones y nacionalidades, los habitantes de Catalunya tienen el derecho y el deber de conocer el catalán (aunque no solo), soy un ferviente defensor del espíritu del 77, respeto la identidad catalana y sus tradiciones culturales, porque son parte de mi mismo, ni Catalunya ni los catalanes debemos permanecer impasibles ante el menoscabo de nuestra identidad y a defender los intereses especialmente si se derivan de nuestro trabajo y esfuerzo, lo que, por cierto, se refleja en una financiación justa.

Es verdad que el Constitucional va a decidir sobre el marco de convivencia en España y no solamente sobre unos artículos del Estatut.

No es en cambio verdad que los ciudadanos catalanes tengamos un interés mayoritario en que ese Estatut esté en vigor, el referendum del Estatut tuvo un resultado decepcionante en el que, si recuerdo bien, los votos a favor fueron del orden del 35% teniendo en cuanta que la participación fue de menos del 50%. El referendum cumplió prefectamente con los requisitos legales. Pero claramente no cumplió con los requisitos identitarios.

El Estatut fue aprobado en el parlamento catalán y en el español en uno de los momentos menos motivadores de los 30 años de democracia, los partidos catalanes forzaron el texto para contentar intereses contrapuestos, la misma semana de aprobar su redacción en el Parlament de Catalunya se amenazaban entre ellos “prenegociando” su aplicación. El Estatut está lejos de ser una obra maestra o un texto de consenso es el mínimo común.

La aprobación en el parlamento español fue conseguida aprovechando el juego de negociaciones propio de nuestro entorno democrático, en absoluto debido al convencimiento de los partidos.

El Rey sanciona lo que le dice el parlamento si no fuera así, en un momento de paz y estabilidad institucional se podría considerar un golpe de estado por su parte.

El Tribunal Constitucional no es una cuarta cámara. Es simplemente el que vela por la constitucionalidad de las leyes. Solamente puede actuar sobre leyes en vigor, por lo tanto tienen que estar aprobadas. Es su única función, aunque no nos guste. Sin embargo su actuación está facilitando la política de hechos consumados

El editorial de los 12 no refleja los intereses que se persiguen con el Estatut. Es una argumentación dentro de lo razonable de unos objetivos dentro de lo inadmisible.

La identidad catalana no es la que nos han construido los defensores del Estatut. Conceptos como el Espiritu Emprendedor, típicamente catalán, la Familia como institución económica además de social, el espíritu cosmopolita, comerciante y fomento de las relaciones internacionales  están en la identidad catalana y son despreciados a conciencia.

Menos Estatut y más “seny”, “hereu”, “pela”. Algun día alguien se dará cuenta de que a Catalunya le ha ido mucho mejor cuando hemos intentado conquistar España que cuando nos hemos intentado aislar de ella, sino que se lo pregunten a Fernando II el Católico y a Jaume I “el Conqueridor” .