Colofón de las Olimpiadas: de Gemma Mengual a Almudena Cid

Parece que terminamos estas olimpiadas con sabor agridulce. Las grandes gestas en ciertos deportes se han compensado con algunas expectativas no cubiertas.

La falta de medallas en atletismo ha sido una puñalada que nos ha dolido mucho en el corazón y en el medallero.

De todas maneras me gustaría felicitar a todos los representantes españoles, como no a los medallistas, pero también a esos cuartos puestos que nos han rasgado el alma a nosotros y más aún a ellos. A los cuartos puestos (y algún quinto o sexto y alguna caída) me gustaría hacerles un reconocimiento especial. Oscar Pereiro, Gomez Noya y Raña, Juan Carlos Higuero, Marta Dominguez, María Vasco y muchos otros son personas que han dedicado años a la preparación de estos juegos y que no han obtenido sus resultados para España, pero sobre todo para si mismos.

Creo que pocos deportistas de sillón se pueden imaginar lo que significa no cumplir con tus propias expectativas en unos Juegos Olímpicos después de trabajar años para ellos.

Por otro lado tenemos a las dos mujeres citadas en el título Gemma y Almudena. Creo que deben ser ejemplo de excelencia y esfuerzo tanto para sus compañeros como para el resto del país. Son dos excelentes deportistas, si entiendo bien que se retiran después de estas olimpiadas, que han demostrado tenacidad contra viento y marea, que han creado escuela y que, además, han logrado acercar un poco sus personalidades a la gran audiencia.

A veces consideramos a las deportistas como auténticos monstruos, eso del deporte como que pega más para los hombres. También tenemos la imagen de las antiguas niñas de Alemania del Este sin expresión en la cara. Gemma y Almudena, desde mi punto de vista, han logrado llegarnos un poco más al corazoncito, demostrando que esto del deporte es para personas con disciplina y corazón a la vez.

Los juegos olímpicos y las selecciones autonómicas

Jose Luis Abajo, la esgrima o el amor al deporte

Ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos: China se hace la chula

China: Las olimpiadas del silencio

Los juegos olímpicos de China: a capear el temporal

Anuncios

Los juegos olímpicos de China: a capear el temporal

china2.jpgChina es un país que no respeta los derechos humanos. Ni la libertad de expresión. ni la transparencia informativa. El crecimiento de su consumo de petróleo es tan importante que es una de las principales causas de su encarecimiento (En 1992 tenía superávit de petróleo, en 2006 importa la mitad de lo que consume). Tiene un 20% de la población mundial.

Lo de la aldea global no será verdad hasta que los Chinos estén plenamente integrados en la misma. Si incluimos a los indios ya no digamos. Prueba de que la aldea no es global es que en occidente no sabemos si la acupuntura funciona. Que funciona o no lo saben 1.300 Millones de personas en este planeta pero no lo sabemos los occidentales.

China crece a ritmo de dos cifras anual (entre el 9,5% y el 10,5%).

China va a organizar los siguientes juegos olímpicos.

Parece que hay ciertos sectores que están intentando organizar un boicot a los juegos olímpicos, respaldando las revueltas en Tibet y Nepal.

Me cuesta escribir lo que voy a decir ahora… vamos a ser buenos chicos, todos nos portaremos bien, esperemos que los chinos también y no hagan mucho desaguisado de aquí a verano, nosotros sonreiremos mucho e intentaremos hablar en chino o en frances (como los antiguos diplomáticos, los que no se metían en líos), dejaremos que los chinos nos hagan ceremonias místicas con linternas de papel… y seguiremos sonriendo.

Intentaremos que transciendan a través de nuestros periodistas etéreas áreas de mejora de los derechos humanos y mientras nuestros chicos corren y nadan nuestros jefes de estado de una manera muy oriental empezarán a insinuar que las cosas tienen que cambiar a pesar de lo bonito que es el país. Harán alguna promesa a cambio, un centro tecnológico, el traspaso de cierta producción a su país, la reducción de aranceles o cuotas para ciertos productos…

Si queremos darle la espalda al mayor país del mundo no organicemos unos juegos olímpicos allí, eso es fácil de controlar, el COI no deja de ser un conjunto de amigos.

O quizá no, quizá el COI forzó que los juegos fueran a China. Quizá, de una manera muy elegante, quería poner el foco en China. Incluso puede que sea el momento idóneo.

Quizá los Juegos Olímpicos consigan lo que no consigue la ONU, que haciendo la vista muy muy gorda y tragando muchos sapos de aquí a verano, de una manera muy educada China se sienta en evidencia y tenga que empezar a cambiar.

Lo que hay que aguantar.

add to del.icio.us
add meneame add to technorati Add to Technorati Favorites