Sr. Zapatero tengo una pregunta… Y no me creo su respuesta

tengo-una-pregunta-para-ustedA veces me cuesta ser objetivo cuando hablo de Zapatero. Pero si tengo que resumir lo que hemos visto en “Tengo una pregunta para Usted” es un tremendo escepticismo por parte de los ciudadanos.

Más importante que las preguntas y las respuestas es quizá esa actitud de tengo una pregunta, más hacia la audiencia que hacia el Presidente, porque el Presidente no me va a contestar, mejor dicho su respuesta no me vale.

Las preguntas probablemente no estaban pactadas, pero he tendido la sensación de que el orden de las mismas ha sido cuidadosamente escogido (lo cual me decepciona de Lorenzo Milá) es evidente que el programa queda más ordenado pero el riesgo de “francotiradores económicos” se ha reducido significativamente, lo cual era el principal riesgo de la ocasión.

Por cierto menuda vergüenza poner para las dos últimas la de “que pregunta se haría Ud. a si mismo” es como decirle, “que me quiere Ud. contar para acabar”.

Dicho esto, a pesar de esta manipulación, menor, pero manipulación, en todas las preguntas se ha mantenido la actitud de las primeras.

Sr. Zapatero tengo una pregunta… y no me creo su respuesta.

Lo duro que es ser socialista en tiempos de crisis

Finalmente Francia nos invita a la Cumbre de Refundación del Capitalismo

Anuncios