¿Se acabó el pánico? Ahora empieza la crisis

¿Se acabó el pánico? No lo sé, claro que si los estados se comprometen a nacionalizar la banca hasta que no caiga nadie más, no me extrañaría.

La verdad es que hace unos posts me preguntaba si podíamos llegar al “punto de rotura”, si existía ese punto. Parce que sí. Que en UK hayan practicamente nacionalizado los tres bancos más importantes del país es un síntoma de que efectivamente el sistema se ha roto. Y que le siga USA también. España ya veremos.

Pero la cuestión es si hemos llegado a una rotura “normal” (vaya un adjetivo para una rotura) o si queda camino para una rotura “abierta, en la que se ve el hueso.Todavía la banca no se ha llevado nada por delante, mejor dicho las hipotecas se han llevado a la banca, pero esto es como decir que un peso muy grande me ha roto el brazo.

El problema es si el hueso roto va a romper algo más en su camino. De lo que estoy hablando no es de “la crisis” sino de algún sector entero, de algún país entero.

Islandia por el momento me parece testimonial, el sector inmobiliario no puede ser víctima, porque es el causante.

Resalta Martin Varsawsky que en internet las cosas van a ir bastante fastidiadas, desde luego que para el que no tenga un plan de negocio muy sólido, esté dando cashflow positivo y además pueda aguantar la reducción de inversión en publiidad, van a ir muy fastidiadas si quiere hacer ampliaciones de capital o encontrar quién le preste.

Otros candidatos a pasarlo mal son los sectores con importantes costes fijos (esquemas de producción inelásticos) y esquemas de consumo muy elásticos o que dependen dependen del crédito, véase la automoción, véase el aeronáutico. Hay ciertas actividades que no vale con echar a la mitad de la plantilla a la calle, una fábrica necesita un número de personas mínimo, una compañía aérea tiene los aviones para que vuelen.

En el mejor de los casos la cadena de roturas parará aquí y “lo peor que ocurrirá” es que incrementará dramáticamente el paro.

Qué consuelo.

Hoy he cambiado de banco… a toda prisa

Crisis: La lenta espera hacia la dura realidad

Mi dinero es mi dinero y la crisis… “pal gato”

PD: parece que no soy el único que piensa así.

Anuncios

Pasemos de la bolsa y dediquémonos a la economía real: los picorralitos

Supongamos que ya pasamos de la bolsa. Tal y como está es como para hacerlo. El que tiene algo metido yo le recomendaría que se olvidara de ello y vueva a abrir la persiana a ver si le queda algo. El que no tiene nada, que se olvide definitivamente.

Al final el que tenga botones para vender que los venda, y el que tiene gallinas que lo haga también. De eso de la confianza en los mercados ya estoy harto. Concentremonos en la confianza en los productos y servicios.

Pero eso es muy complicado al final con algo tendremos que pagas la gallina.

Visto que una buena parte de la economía real puede seguir funcionando y lo hará, lo que nos queda es como estructuramos los servicios financieros para que nos permitan seguir con nuestra vida casi normal.

El problema que tenemos es que los bancos no quieren soltar ni un €uro y eso quiere decir que la velocidad de circulación de nuestra masa monetaria cae drásticamente, y por lo mismo cae nuestro PIB.

A lo mejor la única solución es creas los picorralitos (pico-corralitos pero dicho más chulo) es decir lo mismo que hizo argentina pero en pico-escala. En Argentina el gobierno evitó que los argentinos pudieran vambiar su efectivo a dolares (moneda refugio) y acto seguido devaluó la moneda.

QuIzá lso bancos tienen que establecer perímetros cerrados en los que permitan que el dinero se mueva de manera que todo el dinero que sale por un lado vuelve a entrarle por el otro, ellos no pierden liquidez y mantienen la circulación en algún nivel. Claro que esto es absolutamente impensable e incontrolable. Pero lo que parece claro es que esta tontería de propuesta lo que sugiere es que para resolver la crisis se tiene que cambiar las mismas bases del sistema financiero actual.

Y pasar de ser expertos en principiantes.

Hoy he cambiado de banco… a toda prisa

Crisis: La lenta espera hacia la dura realidad

La evolución del Euro, que se atreva otro

El Sex Appeal de Javier Bardem y de Pedro Solbes

Para las buenas ideas no hay crisis

manual-crisis485.jpgQue envidia da ver cómo a las buenas ideas (bien ejecutadas) no les importa las crisis. Dos ejemplos.

En una reciente comida con Cesar Alierta, un comensal le preguntó “Cuando Telefónica mostró interés por comprar O2, la amplia mayoría de los analistas se pronunció en contra de la operación, ¿porqué siguió?” Alierta no dudó ni un minuto “porque tenía sentido estratégico”.

Otro de los comentarios aclaraba que Telefónica llevaba varios años (años rentables por cierto) adaptando su estructura a una forma de trabajo más moderna adía de hoy se enfrenta a la actual “crisis” con menos de la mitad de la plantilla que hace 5 años y con una sólida posición competitiva.

En el mercado de las video consolas Nintendo estaba prácticamente “desaparecido”, había sido un competidor principal en las versiones de salón pero había sucumbido ante la PS2 de Sony y no siendo eso suficiente la omnipresente y todopoderosa Microsoft había lanzado al mercado la Xbox. En las consolas protátiles había tenido la práctica exclusividad del mercado con la GameBoy y ahora Sony estaba a punto de sacar al mercado la PSPortable.

Meses después la PSP era una realidad, un instrumento maravilloso que cumplia con todos los sueños de cualquier usuario. En las consolas de salón Sony y Microsoft lanzaron las PS3 y la Xbox 360 desarrollando hasta el extremo los sueños de sus más avezados usuarios.

A día de hoy la consola que más se vende es la Nintendo DS la sustituta de la GameBoy, que ha reinventado la manera de jugar con una pantalla táctil y con juegos para todas las edades. La segunta que más se vende es la Nintendo Wii que ha reinventado la experiencia de las videoconsolas de salón con un mando que detecta el movimiento.

Hoy en día la economía española (salvo empresas como Telefónica) no tiene una visión estratégica de futuro, no hay ideas sobre las que podamos construir, la productividad está estancada desde hace años y solamente nos lamentamos de la competitividad china, que nos ha adelantado levandantonos los adhesivos, porque ya no compite solamente en t-shirts, sino también en chips (cosa que nosostros somos incapaces).

Todavía nos sorprende que la bolsa baje. Y todos temblando para ver lo que hace el Dow. No solamente tienen la ideas, la tecnología, el banco central, sino también los mercados financieros de referencia. Nuestra bolsa baja un 6% la suya un 1%.

add to del.icio.us
add meneame add to technorati Add to Technorati Favorites