El editorial del los 12 sobre el Estatut, ni te lo creas

En el día de hoy 12 periódicos catalanes han publicado un editorial a favor del Estatut de Catalunya.

En su favor hay que decir que se trata de un documento de redacción brillante. Si ese documento fuera el origen y no la consecuencia estaría totalmente de acuerdo.

Lo estoy con que España es una nación formada por regiones y nacionalidades, los habitantes de Catalunya tienen el derecho y el deber de conocer el catalán (aunque no solo), soy un ferviente defensor del espíritu del 77, respeto la identidad catalana y sus tradiciones culturales, porque son parte de mi mismo, ni Catalunya ni los catalanes debemos permanecer impasibles ante el menoscabo de nuestra identidad y a defender los intereses especialmente si se derivan de nuestro trabajo y esfuerzo, lo que, por cierto, se refleja en una financiación justa.

Es verdad que el Constitucional va a decidir sobre el marco de convivencia en España y no solamente sobre unos artículos del Estatut.

No es en cambio verdad que los ciudadanos catalanes tengamos un interés mayoritario en que ese Estatut esté en vigor, el referendum del Estatut tuvo un resultado decepcionante en el que, si recuerdo bien, los votos a favor fueron del orden del 35% teniendo en cuanta que la participación fue de menos del 50%. El referendum cumplió prefectamente con los requisitos legales. Pero claramente no cumplió con los requisitos identitarios.

El Estatut fue aprobado en el parlamento catalán y en el español en uno de los momentos menos motivadores de los 30 años de democracia, los partidos catalanes forzaron el texto para contentar intereses contrapuestos, la misma semana de aprobar su redacción en el Parlament de Catalunya se amenazaban entre ellos “prenegociando” su aplicación. El Estatut está lejos de ser una obra maestra o un texto de consenso es el mínimo común.

La aprobación en el parlamento español fue conseguida aprovechando el juego de negociaciones propio de nuestro entorno democrático, en absoluto debido al convencimiento de los partidos.

El Rey sanciona lo que le dice el parlamento si no fuera así, en un momento de paz y estabilidad institucional se podría considerar un golpe de estado por su parte.

El Tribunal Constitucional no es una cuarta cámara. Es simplemente el que vela por la constitucionalidad de las leyes. Solamente puede actuar sobre leyes en vigor, por lo tanto tienen que estar aprobadas. Es su única función, aunque no nos guste. Sin embargo su actuación está facilitando la política de hechos consumados

El editorial de los 12 no refleja los intereses que se persiguen con el Estatut. Es una argumentación dentro de lo razonable de unos objetivos dentro de lo inadmisible.

La identidad catalana no es la que nos han construido los defensores del Estatut. Conceptos como el Espiritu Emprendedor, típicamente catalán, la Familia como institución económica además de social, el espíritu cosmopolita, comerciante y fomento de las relaciones internacionales  están en la identidad catalana y son despreciados a conciencia.

Menos Estatut y más “seny”, “hereu”, “pela”. Algun día alguien se dará cuenta de que a Catalunya le ha ido mucho mejor cuando hemos intentado conquistar España que cuando nos hemos intentado aislar de ella, sino que se lo pregunten a Fernando II el Católico y a Jaume I “el Conqueridor” .

Los juegos olímpicos y las selecciones autonómicas

Me llama la atención que durante este verano no hayamos oído hablar de las selecciones nacionales autonómicas.

La única referencia ha sido esta noche en el programa de televisión de Goma Espuma en una entrevista a Barrufet. No han hablado de las selecciones, pero han resaltado que el 25% de los deportistas españoles que compiten en Pekín son catalanes. Barrufet (un mito en el balonmano) ha destacado el trabajo de base que se hace en Cataluña desde los colegios hasta los centros de alto rendimiento.

Quizá los defensores de las selecciones nacionales autonómicas tengan dos problemillas. El primero es que son tan populistas que lo que les gustaría son selecciones en las disciplinas mediáticas (futbol) y no en las que se ven en las olimpiadas, esas solamente dan renombre cada cuatro años y no siempre cerca de las elecciones.

La segunda es que hay deportistas con los que el tiro sale por la culata, el viva España de Xavi (declarado el mejor jugador de Europa) después de ganar la eurocopa fue un misil a la línea de flotación de esa aspiración.

El anuncio publicitario en el que Gasol resaltaba el orgullo de defender la imagen de España ante el mundo fue el segndo misil. Algún insensato de ERC dijo que le debían pagar mucho para decir eso. Me parece que esa persona no ha entendido que desde Menphis y Los Ángeles, Cataluña se ve muy pequeñita y se puede llevar en el corazón, pero no es lo único que se lleva. Y uno se da cuenta, cuando está lejos, que a todos nos sale un ¡Olé! del alma en ciertas ocasiones.

El tercer misil fue el de Rafa Nadal con su ¡Mejor en Español!, Rafa es balear y por lo tanto de los Països Catalans para los puristas.

En todo caso, si algún nacionalista se lo planteara en serio podrían, estas Olimpiadas podrían ser el revulsivo de una selección Olímpica Catalana para las siguientes, lo que pasa es que para ello hay que tener mucha clasa, mucha pasta, poco populismo y mucha paciencia.

Entender España: La tercera hora de castellano

CiU y la independencia, quién llenará el hueco de los que no la quieren

El Agua, los ecologistas y el nacionalismo

Seguimos sin ideas para Cataluña

CiU y la independencia, quién llenará el hueco de los que no la quieren

En los primeros pasos de la democracia CiU se dedicó a conseguir más autogobierno, pero ese camino era paralelo al del desarrollo de Cataluña.

A la vez CiU abogó por mantener la gobernabilidad de España, oí una vez a alguien que dijo que CiU había sido mucho mejor partido nacional que catalán, el tiempo a demostrado que estaba en lo cierto.

Al principio de la democracia la gente más o menos de centro-derecha veía en CiU un partido que defendía los intereses económicos de Cataluña. Y le votaban.

Con el tiempo los límites la transferencia de competencia llegó a sus límites y no había más que pedir en términos de funciones, aunque sí sigue habiendo cosas que pedir en cuanto a reversión en inversión de los impuestos.

En vez de pedir inversión, CiU ha seguido progresando en las competencias, y como no quedan muchas más y además la sanidad y la educación no hace más que darle problemas, empiezan a pedir la soberanía.

Está claro que Valencia, mucho menos soberanista, saca más partido de Madrid porque no pide ni competencias, ni dinero, sino que pide realización de proyectos, bien definidos y que argumenta como interés nacional.

CiU está desdibujada, compite con esquerra en independentismo desde un espectro político que no está claro si es de derechas o de izquierdas.

En Cataluña sigue existiendo un amplio grupo de personas, (desde mi punto de vista), pragmáticas, que tienen su negocio o que respetan al propietario del negocio en el que trabajan, que siguen creyendo en el individualismo suave y en la familia como principales ejes de la cultura catalana y que, queriendo defender sus intereses económicos con fuerza, siguen pensando que España es su principal socio comercial y su principal altavoz.

Esas personas están huérfanas políticamente.

Seguimos sin ideas para Cataluña

En Cataluña se expropiará cuando lo mande el mercado… o los políticos

CiU y PNV: una cosa a cambio de otra

El Agua, los ecologistas y el nacionalismo

add to del.icio.us add meneame add to technorati Add to Technorati Favorites

Twingly
Icerocket

El pueblo soberano ¿dónde?

consejoescolar.jpgJa soc aquí,

he tenido el placer de pasar mis vacaciones en el Pirineo catalán, rodeado de gente cariñosa y encantadora. Es una tierra maravillosa con gente hacendosa y responsable, no solo la del Pirineo sino la de toda Catalunya.

Tocan elecciones y, por no meter el dedo en la llaga excesivamente solo enumeraré algunos de los problemas:

  • Los cercanías no funcionan
  • El apagón es síntoma de que las infraestructuras electricas no fucionan
  • Está por ver que el pueblo esté de acuerdo con el estatut, teniendo en cuenta que algunos de los políticos clave con la boca chica lo han repudiado (Maragall, Pujol, Carod,…).
  • El AVE (perdón TGV o algo así) no llega.
  • El primer tripartit fue un auténtico espectáculo.
  • El segundo, las malas lenguas dicen que también, aunque sea de puertas adentro.
  • CiU ha perdido el Norte, (antes notario, ahora chantajeo al PP)
  • El PP no para de decir tonterías de Catalunya

En las sobremesas navideñas he preguntado a gente con formación y cultura cómo lo veían, la respuesta ha sido sorprendente y a la vez evidente, mal, muy mal lo ven.

Siguiente pregunta ¿y porqué no haceis algo? Muy poca gente en Catalunya sacrifica un buen fin de semana de esquí o playa por ir a reunirse con colegas para hablar de política, lo hacen los que fundamentalmente no se pueden permitir esquiar o ir a la playa.

Ahora vivo en Madrid, y en la capital la derecha a aprendido algo muy importante,… a manifestarse. Es sorprendente ver a la “gente bien” por centenares de miles con su pancarta en colores pastel y vestidos de domingo, es sorprendente pero lo hacen.

Es sorprendente ver a un obispo manifestarse, pero lo hacen.

Es tan sorprendente que al PSOE le parece que “eso no vale”, claro, hasta las últimas elecciones eso de manifestarse era cosa de progres. Al menos en Madrid el pueblo habla.

Si estuviera empadronado en Catalunya tendría serias dificultades para ir a votar en marzo, creo sinceramente que no hay nadie que merezca mi voto, lo peor es que creo que una mayoría de catalanes creen lo mismo que yo independientemente de la orientación política. Si votan lo harán por fidelidad, nostalgia, idealismo o por “el menos rematadamente malo”, que pena.

En Estados Unidos se pasan un año eligiendo a los candidatos a presidente con un sistema rocambolesco, pero una cosa está clara, si un candidato es malo, no aguanta dos periodos electorales.

add to del.icio.us
add meneame add to technorati Add to Technorati Favorites

Rajoy y las autonomías

19.jpgHoy he estado escuchando en una conferencia en el Club Siglo XXI una conferencia en el que se esbozaban las lineas de acción que el PP va a presentar este fin de semana.

Soy catalán y eso, independientemente del bando que profese, me aplica un sesgo evidente.

La sesión empezaba con una exposición de Rajoy (debía ser la introducción) y acababa, brevemente, con la conferencia de Soraya Sáenz de Santamaría. Al introductor ya le conocemos todos, de la conferenciante decir que es una cabeza ágil y privilegiada que quizá tiene que terminar de pulir las dotes de comunicación, que no de dialéctica y trabajar la claridad del mensaje, la separación de ideas y evitar las ramificaciones innecesarias. Una vez dicho esto, tiene buena madera.

El principal reproche es que en el tema autonómico al PP le faltan propuestas en general y para Cataluña en particular. Los partidos nacionales y eso también incluye al del gobierno, se han dejado tomar la delantera por los nacionalistas y al final siempre van a rebufo de sus propuestas.

Teniendo en cuenta el estancamiento en el que se encuentra a día de hoy Cataluña, debe serr fácil tomar la delantera y HACER cosas en las que el gobierno central tenga todavía competencias.

Si realmente tuvieramos un poder EJECUTIVO sería muy fácil ganarse la atención y el respeto de los Catalanes logrando que las cosas ocurran.

De la misma forma, no hay que confundir el querer ser equitativos entre autonomías con el “café para todos”. A mis hijos les quiero por igual pero a cada uno le trato diferente. Igual con las autonomías.

De hecho creo firmemente en el trato asimétrico entre autonomías y estoy convencido de que la mejor manera para que Extremadura sea más rica es potenciar con “seny” la economía catalana… entre otras.