De controladores aéreos y directivos de empresas públicas

Ya hace un tiempo que me ronda la idea, hoy la escribo. Está claro que a Zapatero eso de la crisis no le gusta, primero la negó y ahora no quiere hacer nada contra ella.

Lo que toca, según dice gente que sabe más que yo, es activar la economía a base de reducir impuestos y mantener un gasto todo lo elevado posible y si no es posible como mínimo reducir al máximo el  efecto estrangulador del estado sobre las empresas.

Pero  estas recetas chocan con la credibilidad actual del Reino de España. Resulta que ahora los financieros se creen cada día menos que España pueda hacerse cargo de su deuda, por lo que piden cada día más por hacerse cargo de ella.

Como resultado el Estado Español ha tenido que cambiar de foco desde resolver los problemas de la economía a resolver sus propios problemas, ahora no le preocupa la reactivación sino la prima de riesgo respecto del bono alemán. Para reducirla hay que tener las cuentas del estado más equilibradas. Dos soluciones posibles, incrementar los ingresos o reducir los gastos.

Incrementar los ingresos estrangula la economía y fastidia a todos un poquito (véase el IVA), mientras que reducir los gastos deja de lado a los consumidores pero fastidia también a un grupo grande, pero más pequeño, los funcionarios del estado, relevavnte a la hora de ir a votar y muuuyyyy susceptible. Como en España tenemos el dicho de “mal de muchos  consuelo de tontos” y zapatero cree que somos tontos, pues aplica la primera opción.

Para lavar la cara y que no se diga que no “reduce costes” pone a Pepiño a hacer fuegos artificiales, decretazo a los  controladores aéreos, decretazo contra los altos cargos de las empresas públicas… pero no nos engañemos, tanto los unos como los otros forman parte de empresas independientes del estado, propiedad de este pero con sus propias cuentas de resultados. Aena tuvo 110 M€ de beneficio en 2008. Estos beneficios ayudan a las cuentas del estado, pero no nos engañemos, el estado no debe ser una sociedad de inversiones.

Por lo tanto la reducción de costes de altos cargos en empresas participadas es una quimera que lo que pretende ocultar es que no hace nada para reducir los Gastos del Estado.

Eso no le gusta a zapatero porque eso implica fastidiar a los que viven de nuestros impuestos. Y le es más fácil fastidiar a los que pagan los impuestos que a los que viven de ellos, como él.

¿Que creéis que le restará más votos?

Anuncios

Haití, Grecia, Iraq

Doy por supuesto que la mayoría de los españoles está orgulloso con nuestra colaboración con Haití. Nuestra aportación económica (la privada) lo demuestra. También debemos estar orgullosos de nuestros equipos de bomberos y cuerpos de seguridad que enviamos y que ayudan a salvar vidas. Sobre estos quiero reflexionar.

Enviar expertos en gestión de catástrofes tiene muchísimo sentido por dos razones. primera, en caso de que una de estas catástrofes ocurra en España tendremos personal entrenado en situaciones reales; segunda, ningún país podría soportar tener ocioso el grupo necesario por si pasa algo, en cambio si muchos países tienen pequeños grupos, la suma de todos ellos puede colaborar en diferentes partes del mundo combinándose en un equipo suficientemente importante como para acometer grandes desastres (especialmente si se coordinaran bien).

La ayuda a Grecia debería ser un caso similar. La Unión Europea debería poder tener recursos suficientes entre todos como para sacar del apuro a uno de sus miembros… aunque con ello le toque arrimar el hombro a España que está pasando apuros económicos de mucho calado pero, si quieres que te ayuden tienes que ayudar también aún en momentos inoportunos.

El tercero y mucho, mucho más polémico de los temas es nuestra colaboración en la guerra de Iraq. Los que leéis el blog sabréis que estuve en contra de que España se involucrara, pero el esquema es el mismo. Muchos países, especialmente los europeos han renunciado a tener un ejercito propio de las dimensiones suficientes como para acometer una guerra por su cuenta en beneficio de colaborar en la OTAN. Aportas tu trocito a la OTAN y ella te ayuda en caso de que te encuentres en un apuro.

Este esquema tiene un beneficio fundamental, en el caso de los recursos militares. Ninguno de los países europeos tiene recursos suficientes como para emprender un enfrentamiento serio con otro cercano, lo que nos ha llevado al periodo más largo de paz de la historia entre nosotros y la mayor fuerza de ataque contra un enemigo que quiera actuar contra uno de ellos por separado.

El problemilla es cuando tienes que echar una mano en una guerra con la que no estás de acuerdo. Como en Iraq.

La guerra nuclear, de religión o de poder

¿Qué se nos ha perdido en Afganistán? En Somalia, un barco

Pequeñas obsesiones

Es viernes. Salimos del cole con los niños de la mano. Padres de familia, sensatos, razonablemente acomodados. Uno con su camisa a “rayas”, el otro elegante pero informá con unas “Converse” contrastando con la americana, el de más allá siempre con su “Jersey” a la cintura por aquello de no perder la juventud, el cuarto con el pelo tirando a largo para que no se note la “calva” en la coronilla.

“Rayas” suele salir a comprar La Razón los fines de semana, no está suscrito porque, en el fondo, le gusta pasar por el Kiosko. Ya es casi una costumbre que, con el dedo corazón de la misma mano atrape el Segunda Mano. Tiene un buen piso y un coche de alta gama. Pero mientras se visten los niños empieza por el diario de oportunidades… todos los domingos. Viviendas, vehículos, etc. Hace dos semanas vio un anuncio de un Porche Cayenne por 12.000 €. No tenía sentido. Es una persona con formación y criterio. Cogió el móvil y mandó un SMS, “cómo es tan barato”, no era la primera vez. Todos los días mira los mensajes recibidos por las mañanas y pronto por la tarde. Los últimos dos domingos el anuncio ya no estaba. Sigue mirando el móvil.

“Jersey” es extrovertido y amiguero, hace unos meses pasó por IKEA. Dentro de ese recorrido forzado se encontró de frente con una promoción increíble. Nunca puede contra las promociones increíbles. Un pack de tres kits de neceser por 10 céntimos de euro. Que menos que gastarse 2 €… en 20 packs, es decir 60 neceseres. En otra ocasión descubrió que comercializaban Pufs iguales que los de Operación Triunfo, precio ridículo, compró 2, después de hinchado uno no cabía en la habitación. Está intentando regalarle el segundo a su hermano.

Los fines de semana de madrugada después de salir, “Converse”, igual que “Jersey”, enciende la tele mientras su mujer se cambia. Zappea un poco hasta que llega a un canal en el que hay anuncios, promocionan uno de esos aparatos de vibraciones… empieza el programa, vuelve a zapear hasta que encuentra una promoción de un rotulador que arregla arañazos, empieza el programa y vuelve a zapear, ahora cae en el cortador de verduras… Al fondo del armario acumula una cama hinchable, un limpiador mágico de cristales, unos cuchillos que nunca se desafilan (pero que nunca cortaron bien)…

“Calva” es menos compulsivo, acumula la obsesión durante meses incapaz de saciar su impulso, acumulando su energía entre el placer y el dolor. Recientemente decidió que era más saludable abandonarse a la tentación un par de veces al año, eso le tranquiliza durante un tiempo. La última vez pasó todo el otoño en tensión hasta que se dejó llevar. Las había visto en Ebay, encendió el ordenador, abrió el navegador y tecleó frenéticamente. Se dió de alta el Paypal y compró 10 gafas de cristales de dos colores para ver fotos en 3 dimensiones en total 5,5€ transporte incluido. Estuvo semana y media mirando obsesivamente el buzón del correo todos los días. Finalmente llegaron. Las desenvolvió a arañazos, fue al ordenador, buscó una foto, se la puso y la miró fascinado cuatro o cinco minutos. Se  las sacó, metió en un cajón los 10 pares y no han vuelto a salir de ahí. Lleva cuatro meses tranquilo.

El lunes nos pondremos la corbata y llevaremos los niños al cole, trabajaremos toda la semana formalmente y llegará el fin de semana, otra vez, con sus pequeñas obsesiones.

¿Qué se nos ha perdido en Afganistán? En Somalia, un barco

AlakranaLlevamos ya tiempo en Afganistán (con nuestras tropas) en una misión de paz, que de hecho es de guerra. Para los que crean en misiones de paz, que se olviden, siempre que se va a un país extranjero armado con armamento pesado se va en misión de guerra. A veces para crearla, a veces para terminarla, pero de guerra.

Afganistán me queda como muy lejos, tengo la suerte de no consumir opiaceos (no heroína ni cosas así) por lo tanto el principal producto de ese país me trae sin cuidado. Eso de que Afganistán era un reducto talibán… todavía me tienen que demostrar que los talibanes son más débiles gracias a las acciones en ese país, especialmente por nuestras acciones.

En Somalia tenemos un barco español secuestrado, con marinos españoles a expensas de los piratas. Yo como el atún de esos barcos y los empleados de la empresa propietaria compra los productos de la empresa para la que yo  trabajo y que me paga el sueldo. En menos de “six degrees of separation” estoy convenccido que me relaciono con alguno de los secuestrados, visto que trabajé en una empresa gallega.

Apoyar nuestra pesca con efectivos militares difícilmente se puede considerar una subvención o una ventaja anticompetitiva. Hacerlo en los propios barcos privados quizá sea la manera más eficiente de encontrarse  con los piratas, estarán encima del botín . Una fragata de la marina danzando por el vasto oceano no es una manera muy  eficiente de encontrarse con los malos.

Parece que nuestro ejército no está para defender  los intereses privados sino los intereses de la patria. Vaya que como en la época medieval el ejercito está para defender los intereses del señor pero no de los vasallos, defiende los intereses del primero sobre los de los últimos y sobre los de otros señores como él.

Pero resulta que la patria somos los vasallos en una democracia, cada día más los intereses de la patria son los económicos y estos los de la iniciativa privada. No existe un interés público sin uno privado. España, si no recuerdo mal, tiene la segunda o tercera flota pesquera más importante del mundo y por lo tanto este sector económico es estratégico para nuestro país.

España somos los españoles.

Carta a mi hija

Hijos

Hijos

Mi hija se fue “de colonias” dos semanas y media con el colegio. No les podíamos llamar por teléfono más que un par de veces, pero podíamos escribirles tantas cartas como quisieramos, un poco anticuado eso de escribir, pero me pareció buena idea.

Me puse delante del papel… creo que (por el momento) conozco bien a mi hija, le tengo bastante cazada en las cosas que le preocupan, las que le gustan, las que le ponen nerviosa. Por el momento el canal de comunicación sigue abierto, estamos todavía a unos años de la adolescencia. No es muy extrovertida, pero si le  preguntamos mi esposa y yo suele responder prácticamente a todo, si lo hacemos en el momento  oportuno. Me puse delante del papel y no supe que contarle.

Tuve la tentación de empezar con las recomendaciones: Que obedezcas a la profe, que tomate la medicina, que seas ordenada. Depués pensé en explicarle lo que estábamos haciendo nosotros (básicamente lo mismo que cuando está ella), pasé de largo las reflexiones filosóficas y descarté los temas que me interesan a mi, fundamentalmente cosas aburridas y obsesivas.

Todo hay que decirlo, soy un tipo bastante aburrido y quedarme sin saber que contar me pasa a menudo, suelo ser repetitivo en los temas y tiendo a buscar una conclusión a los mismos, lo cual es pesadísimo para el interlocutor. No se charlar. Pero la experiencia de contarle algo a mi hija fue una sensación nueva y mucho más difícil todavía.

Desde hace ya algún tiempo intento encontrar momentos de charlar a solas con cada uno de mis hijos, incluso con el canijo, de manera que pueda intuir como evoluciona la persona que hay debajo de la cara de todos los días.

En el fondo es coherente con algunas de mis últimas preocupaciones, eso de tener hijos es una responsabilidad tremenda, cada día me parece mayor. En estos momentos me doy cuenta de que hay un  factor adicional que lo mejora o lo empeora y es que los hijos empiezan a tener opinión y tomar decisiones muy pronto, noto que mi hija ya empieza. Todavía podemos llevarle la contraria pero instintivamente ya tiene ganas de gobernarse a si misma.

Tengo la impresión de que ya le hemos dado una buena parte del impulso que nos toca, poco a poco se va acercando el momento de abrir la mano, faltan años, pero la dirección que le hemos dado empieza a ser difícil de cambiar.

Esperemos que el canal de comunicación siga abierto, si no puede ser por carta tendrá que ser por Twitter.

Gente normal

La importancia del estado de ánimo… de nuestros hijos

¿Nos coge mayores la nueva era digital a los cuarentones?

Todo está en la mente

Stress

Stress

Hoy he ido a hacerme el chequeo médico que me ofrece la empresa. He andado hasta allá, está cerca de casa.

Mientras avanzaba he empezado a pensar, “siempre me ha dolido aquí”, “cuando corro el corazón se me acelera mucho”, “seguro que tengo la tensión alta”, “ahora que lo pienso, últimamente me cuesta respirar”, “se me duermen los brazos demasiado a menudo”, “mi mujer dice que estoy sordo”, “estoy empezando a perder vista”,…

Tengo significativamente más capacidad pulmonar que la media; el corazón tiene un nivel máximo de latidos más alto que la gente de mi edad, lo cual es bueno; La agudeza visual y auditiva más que correcta; bazo higadillos y riñones en su  sitio y a pleno  rendimiento,…

Pero tengo un problema latente importante, me han recetado que use GAFAS DE SOL, no todo el tiempo, solamente cuando haga mucho sol, conduzca con mucho sol, o navegue cuando haga un sol de justicia. Vaya, lo que hace cualquier mortal, que a los cuarentay tantos hay que cuidar los ojos. Y eso es un problema importante porque nunca he utilizado gafas de sol, salvo para esquiar.

Dicen que el hombre es el único animal capaz de estresarse por lo que todavía no ha ocurrido. Y el único que tiene capacidad de evitar estresarse por lo inevitable y no lo hace.

La crisis es más peligrosa que el terrorismo

Almunia y el caso Madoff, echar pelotas fuera

¿Se acabó el pánico? Ahora empieza la crisis

Igualdad entre hombres y mujeres,… ni entre hombres y hombres

Mujer trabajadora

Mujer trabajadora

Empiezo por la frase “disclaimer”. Debemos apostar por conseguir que todas las personas desarrollen al máximo posible su felicidad, independientemente de su sexo.

Esto da por hecho que el máximo no es nunca igual entre dos personas, voluntariamente he evitado la idea de desarrollarla “por igual”. El “café para todos” puede limitarlo al mínimo de todos.

Un corolario de la primera frase es que debemos poner a disposición de todas las personas (y fomentar que utilicen) los recursos para que desarrollen al máximo sus capacidades,… y que los aprovechen si quieren.

Este corolario abre muchas opciones. Las capacidades de las personas pueden ser distintas y todavía me falta algún estudio que demuestre que las capacidades de los suecos son en las mismas materias que las de los españoles y alguno entre hombres y mujeres.

De hecho por lo que dice el programa redes, las diferencias entre hombres y mujeres son medibles en cuanto a sus diferentes características intelectuales, no me juzguéis, podéis ver el capítulo que a mi me pareció tremendamente incorrecto políticamente y por lo tanto muy interesante. (Casi todo lo políticamente incorrecto me parece interesante, aunque duela y esté en desacuerdo).

Otra de las opciones es que las capacidades de las personas no solamente tienen que ser de desarrollo intelectual y profesional sino también familiar/emotivo, ético,… Y en esto, ciertos países europeos tienen mucho más claro que hay que apostar para que las familias tengan más hijos liberando más allá de las 16 semanas a alguno de los padres.

Tenemos que lograr entre todos romper el techo de cristal, las mujeres tienen que tener más representación en los altos cargos de las empresas e instituciones a nivel global de la economía. En la medida de la felicidad que les proporcione y de las capacidades que hayan querido desarrollar. Como los hombre. Como los suecos. Como los musulmanes. Como los conservadores. Como los pobres. Como los discapacitados. Como los orientales. Como los emotivos. Como los rurales. Como los investigadores…

Igualdad. De todos con todos.

Los pantalones de Chacón

Los derechos de Santa Maravillas

La importancia del estado de ánimo… de nuestros hijos