Carta a mi hija

Hijos

Hijos

Mi hija se fue “de colonias” dos semanas y media con el colegio. No les podíamos llamar por teléfono más que un par de veces, pero podíamos escribirles tantas cartas como quisieramos, un poco anticuado eso de escribir, pero me pareció buena idea.

Me puse delante del papel… creo que (por el momento) conozco bien a mi hija, le tengo bastante cazada en las cosas que le preocupan, las que le gustan, las que le ponen nerviosa. Por el momento el canal de comunicación sigue abierto, estamos todavía a unos años de la adolescencia. No es muy extrovertida, pero si le  preguntamos mi esposa y yo suele responder prácticamente a todo, si lo hacemos en el momento  oportuno. Me puse delante del papel y no supe que contarle.

Tuve la tentación de empezar con las recomendaciones: Que obedezcas a la profe, que tomate la medicina, que seas ordenada. Depués pensé en explicarle lo que estábamos haciendo nosotros (básicamente lo mismo que cuando está ella), pasé de largo las reflexiones filosóficas y descarté los temas que me interesan a mi, fundamentalmente cosas aburridas y obsesivas.

Todo hay que decirlo, soy un tipo bastante aburrido y quedarme sin saber que contar me pasa a menudo, suelo ser repetitivo en los temas y tiendo a buscar una conclusión a los mismos, lo cual es pesadísimo para el interlocutor. No se charlar. Pero la experiencia de contarle algo a mi hija fue una sensación nueva y mucho más difícil todavía.

Desde hace ya algún tiempo intento encontrar momentos de charlar a solas con cada uno de mis hijos, incluso con el canijo, de manera que pueda intuir como evoluciona la persona que hay debajo de la cara de todos los días.

En el fondo es coherente con algunas de mis últimas preocupaciones, eso de tener hijos es una responsabilidad tremenda, cada día me parece mayor. En estos momentos me doy cuenta de que hay un  factor adicional que lo mejora o lo empeora y es que los hijos empiezan a tener opinión y tomar decisiones muy pronto, noto que mi hija ya empieza. Todavía podemos llevarle la contraria pero instintivamente ya tiene ganas de gobernarse a si misma.

Tengo la impresión de que ya le hemos dado una buena parte del impulso que nos toca, poco a poco se va acercando el momento de abrir la mano, faltan años, pero la dirección que le hemos dado empieza a ser difícil de cambiar.

Esperemos que el canal de comunicación siga abierto, si no puede ser por carta tendrá que ser por Twitter.

Gente normal

La importancia del estado de ánimo… de nuestros hijos

¿Nos coge mayores la nueva era digital a los cuarentones?

La eutanasia y Eulana Englaro

Eluana Englaro

Eluana Englaro

Es muy difícil decir qué tenía que haber hecho Berlusconi con Eulana Englaro.

Si es que tenía que haber hecho algo.

La primera pregunta es qué queremos que hagan con nosotros en una situación similar ¿queremos que nuestros familiares pongan todos los medios? Eso es lo que debieron hacer con Eulana… durante 16 años.

16 años de desvelos, cuidados, amor y cariño. 16 años hasta llegar a una certidumbre que no querían reconocer, que Eulana no iba a despertar.

¿Pero justifica eso desconectarla?

Como ya comenté en este blog en una ocasión anterior hay temas que la política no puede responder, difícil lo tendría un consejo de sabios, imposible uno de políticos.

Pero todavía más difícil lo tenemos los ciudadanos y eso es lo que, en mi caso, me asalta cuando leo una noticia como esta.

No se lo que haría si me tocara decidir a mi. Ni pensándolo 16 años.

La eutanasia, el aborto, la adopción por homosexuales, la energía nuclear… en la política

La importancia del estado de ánimo… de nuestros hijos

En esta sociedad loca en la que vivimos, a veces nos cuesta aguantarnos a nosotros mismos. No digamos ya a nuestra pareja. Los divorcios reales y virtuales (parejas que conviven sin casarse) están a la orden del día.

Antes se decía que muchas parejas arreglaban sus matrimonios trayendo un hijo al mundo. Tengo la impresión de que eso era más un parche que una solución, en todo caso a día de hoy hay muchas parejas que no tienen ninguno.

Mi experiencia personal es que los hijos tienen dos efectos:

Hace que las parejas dejen de mirarse al ombligo, nos damos cuenta que la vida no es un eterno noviazgo, ni que por ley natural debe serlo. Además hace que las parejas tengan que arrimar el hombro en un objetivo común más allá del viaje del próximo verano. Un objetivo externo a los deseos únicos de la pareja. Suele decirse que la mujer se olvida del marido hasta que los hijos tienen 30 años.

El segundo efecto es que en casa empiezan a coexistir no solo dos, sino tres, cuatro o cinco estados de ánimo a la vez. Los niños pueden estar igualmente contentos, tristes, decepcionados, melanólicos, aturdidos, impresionados, obsesionados, desganados que los padres.

Siempre tendemos a hablar de los estados de ánimo que los hijos tienen como resultado de sus padres, cómo reaccionan. Pero ellos tienen sus otras influencias, el cole, los amigos, la tele.

Si ya es difícil aguantarnos a nosotros mismos, lo es todavía más lograr tutelar los estados de ánimo de los niños, interpretar cuándo algo no les va bien, cuando tienen algo dentro que es bueno que saquen, entender que hay cosas que ni ellos mismos son capaces de verbalizar y que les está influyendo.

Los nuestros todavía son jóvenes, se dice que los problemas de baba son mucho menores que los de barba, en todo caso a nivel personal ya encuentro grandes retos en entender (eso no quiere decir consentir) a los nuestros desde que cumplen los cinco o 6 años.

En la época de mis padres y abuelos las cosas estaban más pautadas, la educación y convivencia más estructuradas, los roles más definidos y más focalizados (mujeres, hombres,…). Cada generación tiene su reto.

Los hombres desean más tener hijos que las mujeres

Los amigos del colegio… con cuarenta años

los padres cuarentones parecemos delincuentes

Ejemplo+educación=Familia+amor

Contra el Terrorismo Machista: ¡Reinventar La Familia!

Paul Gascoigne: Los ángeles caídos y cuándo podemos caer todos

Paul Gascoigne fue un excepcional futbolista, 57 veces internacional. Es sabido que la retirada de la vida activa de los deportistas de élite es un trance difícil, especialmente cuanto más mediático sea el deportista. Les toca construir en pocos años, no solamente la fortuna para el resto de sus días, sino la vida para el resto de sus días. Ha intentado suicidarse.

Este tipo de situaciones son muy paradigmáticas, pero eso nos puede pasar a cualquiera y no porque seamos ricos y famosos, eso lo único que cambia es que salgamos o no en la tele.

Recientemente coincidí con una persona cercana, ha superado ya los ochenta años, todos los días se viste de punta en blanco, sale junto a su marido por el portal y con una dignidad que hoy ya no se encuentra. Da una vuelta por el barrio, tanto si hace sol como si llueve terminan saliendo de casa, algún recado, o simplemente a airearse.

Ese día estaba un poco nerviosa, de su generación ya no resta nadie con quién verse, eran diez parejas, quizá todavía vivan 2 o tres personas, postradas en sus casas. Ellos están bien, inusualmente bien para su edad, tal y como todos decimos que nos gustaría estar.

Dijo que no le hacía ilusión vivir, mi respuesta, por dar alguna, fue que a nosotros si que nos hacía ilusión verla y que no nos apetecía nada que se fuera a reencontrar con sus amigos. Reconoció que donde va de vacaciones todo el mundo le recibe con cariño (y sorpresa) cada año.

Este año a la vuelta de verano, en un lugar muy diferente alguien fue a trabajar, al mismo sitio de los últimos veintitantos años. Cuatro días más tarde estaba despedida. Sus rutinas, sus ingresos, su orgullo, su autoconfianza, todo había cambiado en unos minutos.

Ninguno de los dos sale en los periódicos pero los dos salen día a día hacia adelante. Estos si, quizá algunos otros no, como Gascoigne.

Los nuevos amuletos y la religión

Los hombres desean más tener hijos que las mujeres

Los amigos del colegio… con cuarenta años

los padres cuarentones parecemos delincuentes

Ejemplo+educación=Familia+amor

Paralímpicos: En España somos más héroes que idólatras

El Post 100 de Opini-hoy

100-final.jpgSolo una breve reseña, el post anterior ha sido el número 100 en este blog. Cuando empecé lo hice como un experimento sin saber a lo que me enfrentaba. Hoy después de estos 100 posts me considero un aprendiz que empieza a entender de qué va este “rollo”.

Si me sigues habrás visto que me gusta polemizar, pero sin cerrar la puerta a otras opiniones, mi objetivo es hacer un análisis personal para provocar un análisis por parte de las personas que me leen, no para que estén de acuerdo, sino para que todos ejercitemos el espíritu crítico.

Para los que me leéis,…

Para los que me odiáis,…

Para los que pasáis por aquí,…

Para los que es la primera vez,…

Para los que es la vez numero 100,…

suscríbete con tu lector de blogs

Os pongo este link RSS como señal de madurez, es un feedburner que me seguirá a dónde esté este blog mientras exista. Si ya estáis suscritos verificad que es el mismo que éste, si no lo estáis pero os interesa, suscribiros a éste. Así os tendré más presentes.

los padres cuarentones parecemos delincuentes

fatherson2.jpgEl otro día se me ocurrió intentar cojer un avión con mi hijo de 18 meses sin mi mujer.

cuando viene mi mujer todo suele ir rodado. ninguna dificultad.

el lunes pasado fui yo solo con el canijo , al ir a comprar el billete la dependienta me exigió el libro de familia. me lo había dejado en casa.

le intenté hacer entender que no lo llevaba encima pero que le aseguraba que mi hijo no era terrorista. se negó en rotundo.

Después de pensarlo me di cuenta que el riesgo era que lo estuviera raptando. La verdad es que un cuarentón con un bebé es un espécimen tan extraño que hay que sospechar que sea delincuente.

Pensándolo bién, en ningún caso tiene ningún sentido esa precaución, el viaje Madrid – Barcelona lo podía haber hecho en coche o en ave, en el que por cierto no piden identificación.

De vuelta fui con mi mujer. No nos pidieron nada. Un cuarentón con un bebé es como un extraterrestre

Contra el Terrorismo Machista: ¡Reinventar La Familia!

77002293244f100e7c149c.jpgEl terrorismo machista (violencia de género,…) es un síntoma más de que La Familia en España está en crisis. Hay gente que se alegra con la segunda parte de la frase “La Familia está en crisis”, parece que es progre lo de decir que La Familia está pasada de moda.

El terrorismo machista es un sangriento y descarnado síntoma de que La Familia tiene que reinventarse en España. Existe una tremenda diferencia entre los conceptos de Familia de los abuelos a los nietos y esto no hace más que generar tensiones en ocasiones dramáticas.

Me gustaría alargar el concepto un poco más hasta el Terrorismo Familiar en su conjunto, no será la primera ocasión en la que oímos hablar de que un adolescente arremete contra sus padres también.

En todo caso detrás de este tipo de Terrorismo están principios de Libertad de los que no podemos prescindir, pero que la sociedad española tiene que saber digerir.

Los derechos de las mujeres tienen que avanzar, inexorablemente, y no me refiero a los reflejados en las leyes, me refiero a los sociales.

Un nuevo esquema de compartir las Responsabilidades Familiares tiene que abrirse camino, no es cuestión de”repartir” o “ayudar”desde mi punto de vista es Compartir.

Un esquema del mercado laboral que haga compatible el desarrollo de la Familia con el de las nuevas tendencias laborales de la mujer es clave.

Recuperar la exigencia hacia los jóvenes es imprescindible, la disciplina no debe ser una imposición, debe ser un requisito intuitivo para poder cumplir con sus deberes.

La Familia no está muerta, hay que reinventarla ¡Rápido! porque es la única solución. Aunque haya gente que lo trate como los accidentes de circulación. U otros que crean que hay que reunir a gente importante.

(por cierto, he urgado en wikio y technorati, son temas que los blogs tratan poco, ¿es que la Blogosfera está anestesiada?)

Alguna gente comprometida:
Vicent Vercher

Neto Ratón también ha reaccionado.

Todo esfuerzo es bien recibido, pero no creo que se resuelva con anuncios transgresores.

add to del.icio.us
add meneame add to technorati Add to Technorati Favorites

Add to: BlinkList, del.icio.us, Digg, Furl, ma.gnolia, Meneame