Quiero llegar a los 100 años … pero no a los 101

Este fin de semana he tenido unos pensamientos muy trascendentales. Que si el objetivo de mi vida y esas cosas. Supongo que nos pasa a todos de vez en cuando.

Empezando por el final, he decidido que quiero llegar a los 100 años… pero no a los 101. ¿Que quiero decir con eso? pues está bastante claro, pero no del todo.

Hace unos meses encontré un artículo en el un tipo barbudo de la Universidad de Cambridge decía que la primera persona que cumplirá 1000 años a día de hoy tiene 60. A mi no es que me tiente mucho la inmortalidad, aunque morir por morir es tontería… como decían Cruz y Raya.

La cuestión es que ante esta perspectiva he decidido vivir 100 años, mucho más por el camino que por el fin. Los medios para vivir 100 años son casi todos los que me llevarían a una manera feliz de vivir desde ahora hasta entonces. Por resumirlo en pocas palabras, una vida saludable y equilibrada.

Empezando por el principio, no fumo y no bebo, salvo una vez al trimestre media copa (en los últimos 3 trimestres de mi vida, no se si eso hace estadística).

En cambio me sobran 10 kilillos, nada preocupante… si no se quiere llegar a los 100 años.

No hago mucho deporte, puedo hacer mis excursiones en bici y todavía corro más que mis hijos pequeños, suficiente… si no se quieren llegar a los 100 años. Aunque conozco mucha gente que se entrena para maratones, también hay que cuidar el esqueleto si se quiere…

Duermo poco, tampoco pasa nada, si… (por favor no miréis la hora a la que escribo esto)

Otro tema importante y que por prejuicios nadie abordamos hasta el último momento. Cómo ando… ¿cómo andas de equilibrio emocional? eso del estrés, de las obsesiones, de las manías, de las compras compulsivas, de afrontar el día a día. Lo llevo bastante bien, pero si quiero llegar a los 100 años hay cosas que pulir, muchas. Cuando ves las abuelitas que se tiran en parapente a los 90 años es porque, probablemente, han logrado llegar a ese punto de estabilidad en el que las emociones de esa aventura se transforman en felicidad más que en tensión.

I eso de arreglarme la muela, tengo una que se me ha roto tres veces, el resto de los dientes está bien, pero esa empieza a fallar. La verdad es que por lo demás no estoy nada tuneado. Pero, ¿cuando toca arreglar definitivamente la muela, ahora o a los 65?

Por el otro lado ¿ cuando toca empezar a disfrutar? En el pasado mi tiempo dedicado al ocio ha estado limitado por los hijos, el trabajo, etc. ¿Cuando toca disfrutar a tope? ¿Cuando me tengo que empezar a gastar los ahorros? O es que, como dice la bisabuela de mi mujer, terminaré siendo el más rico del cementerio.

La conclusión al final es que hay que gastar muchas energías en llevar una vida feliz y equilibrada.

Y si en el camino hacia 100 me proponen llegar a 1000… ya veremos.

Los clones, la ingeniería genética y la dispersión de la ciencia

La privacidad, los bebés a la carta y la identificación móvil

¿Nos controlarán a través del ADN?

El poder de la mujer

Mujer trabajadoraDejemos de lado los chascarrillos sobre el sexo débil y el sexo fuerte. Sobre quién lleva los pantalones en casa y sobre el chiste de “Yo siempre tengo la última palabra,… si cariño”.

El voto femenino que nos parece algo evidente hoy en día, pero en España llegó realmente con la democracia después de la dictadura.

La incorporación al mundo laboral viene de lejos… depende a qué mundo nos refiramos. Todavía hoy el techo de cristal es una realidad, cada día más sutil, pero sigue existiendo.

La legislación actual provoca que las madres acaben exhaustas anímicamente después de tener que “abandonar” a sus hijos a los cuatro meses de nacer con parientes o personas de servicio, los unos deben hacer un esfuerzo que no les corresponde, las otras no aportan la sensación de seguridad como para que las madres puedan rendir al ritmo de su compromiso laboral o su interés (que nadie se equivoque, no digo que rindan poco y menos que no se merezcan cualquier tipo de facilidad o consideración).

En países como España, si queremos romper el techo de cristal, debemos defender el compromiso de las mujeres con su maternidad cuando lo necesitan y con su actividad laboral cuando se sienten preparadas para retomarla.

Veamos el protagonismo de las mujeres desde una perspectiva más global, si nos limitamos a España parece que la cosa avance lento.

Trabajo desde hace meses en Turquía, país musulmán, en una compañía que tiene 3 de sus principales directivos (incl. CEO) hombres y 4 mujeres. El desarrollo social femenino va más allá de lo laboral. Todavía, por no decir cada día más, se ven más mujeres con la cabeza cubierta como reflejo de una vuelta al islamismo, a la vez que la nueva generación de mujeres universitarias no quiere ceder ni un ápice en sus derechos adquiridos.

Turquía es solo uno de los países donde estas tendencias están floreciendo, tendencias que a nivel global era una característica de la “excepción occidental”-si me apuráis ni siquiera en latinoamérica se puede considerar que las mujeres sean tratadas como los hombres, lo cual reduciría la “excepción” a 600 Millones de habitantes sobre 6.000.

Cuatro de los Objetivos del Milenio de la ONU reflejan esa presión hacia el avance no solo desde los países desarrollaros sino también en los más pobres:

  • Igualdad entre los géneros
  • reducir la mortandad entre los niños
  • Mejorar la salud amterna
  • Combatir el VIH/SIDA (dadas las prácticas sexuales en países subdesarrollados este objetivo está directamente ligado a los derechos de las mujeres)

El siguiente eje del incremento de poder tiene una perspectiva distinta, casi perpendicular con la anterior, pero muy relacionada.

En los países desarrollados el % de familias monoparentales se está incrementando. Datos de 2007 de USA dicen que el 68% de los niños afro-americanos nacen de mujeres sin pareja, el 44% de los hispanos y el 29% de los blancos siguen la misma suerte. Es una tendencia que ha ido dramáticamente al alza en los últimos 30 años. En Europa la tendencia es similar.

Por regla general los niños suelen ser educados por su madre, estos datos ponen en referencia la enorme responsabilidad del sector femenino en la sociedad. Cada día más las nuevas generaciones tendrán como única referencia la figura materna.

No es de extrañar que Obama (esta idea es ampliamente comentada en los medios) se esfuerce por dar una referencia de unidad familiar a la comunidad Afro-americana.

El último eje de poder me viene de una reflexión de Tom Peters, gurú de las teorías de negocios. En una charla Peters seleccionó tres segmentos de población como los segmentos del futuro:

  • Los inmigrantes
  • Los jubilados
  • Las mujeres

Las mujeres, según Peters, llevan décadas gestionando el presupuesto familiar, son las especialistas en Comprar. Con su incorporación al mundo profesional las mujeres se revelan como expertas compradoras, saben negociar y gestionar valoraciones complejas no centradas exclusivamente en el binomio calidad-precio, establecer relaciones win-win con proveedores y desarrollan de forma natural colaboraciones para aprovisionarse.

Personalmente trabajo con la hipótesis que hombres y mujeres no somos iguales (cuidado, derechos y obligaciones si) pero tenemos en promedio los mismos “kilos” de capacidades… aunque sean diferentes. Doy por sentado que esos mismos “kilos” de capacidades tienen además el mismo valor y se tienen que pagar por igual.

Tenemos la obligación de apoyarlas y apoyarse a si mismas en ello, no solamente con esos 20 minutillos…

A los hombres nos va a sorprender que una avalancha de mujeres nos desplace de muchas actividades profesionales irremediablemente y a todos los niveles, son y serán mejores (pongamos… en la mitad de las actividades profesionales).

Nos va a sorprender que las nuevas generaciones estén educadas en valores más femeninos, aunque de una nueva feminidad mucho más luchadora.

Nos va a sorprender que con nuestro trabajo tengamos que pagar sus bajas maternales para que después nos hagan la competencia.

Pero es que todos, hombres y mujeres, descendemos de madre.

Solo hay una solución posible… ¡Hombres! ¡A los delantales!

PD: no sé el origen de la foto, creo que la imagen es interesante aunque no me vinculo con sus autores puesto que no sé quienes son.

Carta a mi hija

Hijos

Hijos

Mi hija se fue “de colonias” dos semanas y media con el colegio. No les podíamos llamar por teléfono más que un par de veces, pero podíamos escribirles tantas cartas como quisieramos, un poco anticuado eso de escribir, pero me pareció buena idea.

Me puse delante del papel… creo que (por el momento) conozco bien a mi hija, le tengo bastante cazada en las cosas que le preocupan, las que le gustan, las que le ponen nerviosa. Por el momento el canal de comunicación sigue abierto, estamos todavía a unos años de la adolescencia. No es muy extrovertida, pero si le  preguntamos mi esposa y yo suele responder prácticamente a todo, si lo hacemos en el momento  oportuno. Me puse delante del papel y no supe que contarle.

Tuve la tentación de empezar con las recomendaciones: Que obedezcas a la profe, que tomate la medicina, que seas ordenada. Depués pensé en explicarle lo que estábamos haciendo nosotros (básicamente lo mismo que cuando está ella), pasé de largo las reflexiones filosóficas y descarté los temas que me interesan a mi, fundamentalmente cosas aburridas y obsesivas.

Todo hay que decirlo, soy un tipo bastante aburrido y quedarme sin saber que contar me pasa a menudo, suelo ser repetitivo en los temas y tiendo a buscar una conclusión a los mismos, lo cual es pesadísimo para el interlocutor. No se charlar. Pero la experiencia de contarle algo a mi hija fue una sensación nueva y mucho más difícil todavía.

Desde hace ya algún tiempo intento encontrar momentos de charlar a solas con cada uno de mis hijos, incluso con el canijo, de manera que pueda intuir como evoluciona la persona que hay debajo de la cara de todos los días.

En el fondo es coherente con algunas de mis últimas preocupaciones, eso de tener hijos es una responsabilidad tremenda, cada día me parece mayor. En estos momentos me doy cuenta de que hay un  factor adicional que lo mejora o lo empeora y es que los hijos empiezan a tener opinión y tomar decisiones muy pronto, noto que mi hija ya empieza. Todavía podemos llevarle la contraria pero instintivamente ya tiene ganas de gobernarse a si misma.

Tengo la impresión de que ya le hemos dado una buena parte del impulso que nos toca, poco a poco se va acercando el momento de abrir la mano, faltan años, pero la dirección que le hemos dado empieza a ser difícil de cambiar.

Esperemos que el canal de comunicación siga abierto, si no puede ser por carta tendrá que ser por Twitter.

Gente normal

La importancia del estado de ánimo… de nuestros hijos

¿Nos coge mayores la nueva era digital a los cuarentones?

Adiós Michael Jackson bienvenida la polémica

Michael Jackson

Michael Jackson

Después del primer artículo sobre Michael Jackson, a propósito de su vuelta a los escenarios, el artículo empezó a tener un razonable nivel de visitas. El  día de su muerte el número se multiplicó por  300.

Ha habido una auténtica explosión de reconocimiento por parte de los fans que, hasta ahora, estaban callados. De hecho, en los comentarios se puede ver como el número de personas que critican sin paliativos a la ex estrella es una minoría (no despreciable, pero minoría) con respecto a los que se centran en su recuerdo positivo y admiración de los logros.

Esta observación me lleva a reflexionar que las expresiones negativas y agresivas siempre tienen más repercusión que las positivas y que estas últimas son por definición más tímidas. Estamos en una tiranía de las  opiniones negativas.

Estos días  rivalizan los programas en los que se recuerda su música y vídeos con las polémicas y conspiraciones sobre su muerte y su legado.

Espero  que en este caso prevalezca la admiración (aunque sea a la música y no a la persona) y pase la crítica.

Su música ha estado demasiado oculta bajo los mismos velos que su cara, es el momento de volverla a detapar.

 

Los últimos conciertos de Michael Jackson

A favor o en contra del embarazo del transexual Rubén

Rubén JimenezVaya por delante, estoy a favor de que los homosexuales regularicen su situación si viven en pareja estable. También creo que pasos tan importantes como estos se  tienen que dar con mesura y respetando los derechos de todos.

Que los homosexuales tengan derecho a adoptar no quiere decir (desde mi modesto punto de vista) que se tenga que legalizar. Hay que analizar a qué tiene derecho el niño que es adoptado. A mi personalmente no me convence que me digan que no está demostrado que sea peor para un niño vivir con una pareja homosexual. Primero porque (tengo al impresión) hay pocas, segundo porque la situación de adopción es suficientemente excepcional de por si. Creo que considerar que sea “peor” o “mejor” es un  debate monovariable que carece de seriedad.

Que Rubén, transexual, tenga un embarazo a priori me parece un sinsentido, me parece que es una idea rocambolesca. Rubén quierre ser hombre, se extirpa las mamas, pero  también quiere tener hijos, pero cuando los tenga seguirá con su proceso de masculinizarse.

Pero es muy diferente decir quién tiene que cuidar a un niño que decidir que un posible niño no tiene derecho a ser engendrado,… con la que está cayendo con el aborto.

Difícil.

La privacidad, los bebés a la carta y la identificación móvil

La eutanasia, el aborto, la adopción por homosexuales, la energía nuclear… en la política

De la genética a los bichitos de diseño

Los clones, la ingeniería genética y la dispersión de la ciencia

Rubén Jimenez

Todo está en la mente

Stress

Stress

Hoy he ido a hacerme el chequeo médico que me ofrece la empresa. He andado hasta allá, está cerca de casa.

Mientras avanzaba he empezado a pensar, “siempre me ha dolido aquí”, “cuando corro el corazón se me acelera mucho”, “seguro que tengo la tensión alta”, “ahora que lo pienso, últimamente me cuesta respirar”, “se me duermen los brazos demasiado a menudo”, “mi mujer dice que estoy sordo”, “estoy empezando a perder vista”,…

Tengo significativamente más capacidad pulmonar que la media; el corazón tiene un nivel máximo de latidos más alto que la gente de mi edad, lo cual es bueno; La agudeza visual y auditiva más que correcta; bazo higadillos y riñones en su  sitio y a pleno  rendimiento,…

Pero tengo un problema latente importante, me han recetado que use GAFAS DE SOL, no todo el tiempo, solamente cuando haga mucho sol, conduzca con mucho sol, o navegue cuando haga un sol de justicia. Vaya, lo que hace cualquier mortal, que a los cuarentay tantos hay que cuidar los ojos. Y eso es un problema importante porque nunca he utilizado gafas de sol, salvo para esquiar.

Dicen que el hombre es el único animal capaz de estresarse por lo que todavía no ha ocurrido. Y el único que tiene capacidad de evitar estresarse por lo inevitable y no lo hace.

La crisis es más peligrosa que el terrorismo

Almunia y el caso Madoff, echar pelotas fuera

¿Se acabó el pánico? Ahora empieza la crisis

Igualdad entre hombres y mujeres,… ni entre hombres y hombres

Mujer trabajadora

Mujer trabajadora

Empiezo por la frase “disclaimer”. Debemos apostar por conseguir que todas las personas desarrollen al máximo posible su felicidad, independientemente de su sexo.

Esto da por hecho que el máximo no es nunca igual entre dos personas, voluntariamente he evitado la idea de desarrollarla “por igual”. El “café para todos” puede limitarlo al mínimo de todos.

Un corolario de la primera frase es que debemos poner a disposición de todas las personas (y fomentar que utilicen) los recursos para que desarrollen al máximo sus capacidades,… y que los aprovechen si quieren.

Este corolario abre muchas opciones. Las capacidades de las personas pueden ser distintas y todavía me falta algún estudio que demuestre que las capacidades de los suecos son en las mismas materias que las de los españoles y alguno entre hombres y mujeres.

De hecho por lo que dice el programa redes, las diferencias entre hombres y mujeres son medibles en cuanto a sus diferentes características intelectuales, no me juzguéis, podéis ver el capítulo que a mi me pareció tremendamente incorrecto políticamente y por lo tanto muy interesante. (Casi todo lo políticamente incorrecto me parece interesante, aunque duela y esté en desacuerdo).

Otra de las opciones es que las capacidades de las personas no solamente tienen que ser de desarrollo intelectual y profesional sino también familiar/emotivo, ético,… Y en esto, ciertos países europeos tienen mucho más claro que hay que apostar para que las familias tengan más hijos liberando más allá de las 16 semanas a alguno de los padres.

Tenemos que lograr entre todos romper el techo de cristal, las mujeres tienen que tener más representación en los altos cargos de las empresas e instituciones a nivel global de la economía. En la medida de la felicidad que les proporcione y de las capacidades que hayan querido desarrollar. Como los hombre. Como los suecos. Como los musulmanes. Como los conservadores. Como los pobres. Como los discapacitados. Como los orientales. Como los emotivos. Como los rurales. Como los investigadores…

Igualdad. De todos con todos.

Los pantalones de Chacón

Los derechos de Santa Maravillas

La importancia del estado de ánimo… de nuestros hijos